María Becerra se encuentra en plena promoción de su nueva gira ‘Animal Tour’, por no hablar de su paso por algunos festivales por la península, y eso significa que tenía que pasarse también por el programa de entrevistas de rigor: La Resistencia. Y es que siempre que algún invitado pisa el plató del programa presentado por David Broncano pasa algo y, como ya os podréis imaginar, la visita de la cantante argentina no ha sido la excepción.

La cosa ya comenzó con buen/mal pie (todo en este programa depende del prisma desde el que se mire), cuando María contó que estaba algo incómoda con el vestido que llevaba puesto esa noche: «Yo quiero aclarar. No es que les esté dando la espalda, es que se me ve la bombacha». Broncano, como ya os podréis imaginar, no conocía el significado de ese término, por lo que le preguntó al respecto. «Las bragas, me traje una de un color que no queda bien», aclaró la artista.

¡Traedle unas bragas negras!

Becerra, muy fiel a su estilo, no se cortó a la hora de hablar de ese pequeño ‘error’ de vestuario: «Es color piel. Pero yo tengo todo negro, hubiera sido mejor una negra, pero no hubo tiempo», explicó. Broncano, como siempre, tenía una solución cargada en su cabeza lista para ser disparada: «Hay un Primark allí arriba, traedle unas bragas negras».

Poco a poco la conversación fue derivando a otras cosas y se pusieron a hablar de los refranes «de madres». En un momento determinado, Broncano le preguntó cómo se llamaba su madre, a lo que ella respondió «Irene Aletti»… y el presentador no pudo resistirse a hacer un chiste con el apellido: «¿Como el Atleti? Ojo que tu madre va a convertirse en una ídolo cuando venga a Madrid», le soltó.

A grandes ideas, grandes soluciones

Con el nombre de la madre de Becerra sobre la mesa, a Broncano se le ocurrió mandarle de regalo la camiseta del Atlético de Madrid… pero Grison tenía una idea algo «diferente»: «¡Unas bragas del Atleti!».

María, por su parte, no pudo estar más de acuerdo con la idea: «Eso le va a encantar». Eso sí, para personalizarlas, a la argentina se le ocurrió una idea que dejó a todo el mundo con la boca abierta (sobre todo a Grison).

«¿Sabes qué me gustaría hacer? Algo muy especial para las bragas de mi madre. Quiero que él se pinte los labios y le ponga un besito», explicó la argentina refiriéndose a Grison. Y dicho y hecho: consiguieron una camiseta del equipo madrileño con el apellido de la madre en el dorsal, una pieza de ropa interior a juego que el beatboxer no dudó en decorar con sus labios.





Aquí os dejamos el momento:

Y no os olvidéis de echar un vistazo al Tiktok de María (@mariabecerra_22), donde tiene cosas tan divertidísimas como estas:

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta situación? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Marca.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO