Este es un tema algo ‘espinoso’, por lo que será mejor abordarlo de frente: es muy probable que la mayoría de los que estamos leyendo, al ver la portada de ‘Motomami’, pensásemos que el tatuaje que lucía Rosalía en la parte superior de su muslo era un pene. Y es que fijaos bien en la foto: un vistazo rápido (y no tan rápido) puede llevar a un malentendido.

Evidentemente, si dejamos de lado esa capa turbia que suele bañar todos nuestros pensamientos, veremos que, en realidad, no solo no es un pene (y que, de hecho, no tendría ningún sentido que Rosalía se tatuase eso así, porque sí), sino que, de ser un falo, sería uno bastante extraño (fantasioso, por decirlo de alguna forma).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de LA ROSALÍA (@rosalia.vt)

Rosalía ya se había referido a este tema en anteriores ocasiones, pero es que ahora, harta de que se siga especulando al respecto, ha decidido publicar unas cuantas fotografías que explican mucho mejor la referencia original del tatuaje, el cual, por cierto, se lo hizo hace mucho tiempo.

Un historia con mucho sentido

Fue a través de si perfil de Instagram @holamotomami que publicó toda esta información que, ahora sí, despeja por completo las dudas que había respecto al diseño del tatuaje, además de mostrar cómo fue todo el proceso para llegar hasta ahí.

La cuestión es que, hace unos cuantos años, Rosalía fue a una exposición fotográfica y se topó con la instantánea de una mujer llamada Valie. Ella era una artista con una obra profundamente feminista y nombro esa foto como ‘Body Sign Action’. Esta, por cierto, databa del 1970.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @holamotomami

Esta, como ya os podréis imaginar, tenía el mismo tatuaje que se hizo Rosalía, que no es más que el enganche de un liguero, que simboliza la libertad de la sexualización. A la cantante le gustó tanto que no dudó en hacérselo.

Aquí podéis ver aquella fotografía que lo inspiró todo:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @holamotomami

Teniendo todo esto en cuenta, Rosalía espera que la gente ya no le pregunte más por este tema… y, sobre todo, que comencemos a ver su tatuaje diferente, sin que acudan esos pensamientos ‘oscuros’ a nuestra mente.





Y es que este no es el único tatuaje que la catalana tiene en su cuerpo. Hace unos meses se tatuó una doble ‘R’ en la planta de su pie, o la palabra ‘Motomami’ tatuada en la parte interna de sus dedos.

A vosotros, ¿qué os parece toda esta historia? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Cosmopolitan.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO