Cada vez está más de moda comprar objetos de segunda mano antes que obtener algunos nuevos. Crear un mundo sostenible es uno de los principales retos y objetivos de los grandes líderes políticos. Está claro que el ritmo de vida y consumo que llevamos no es compatible con mantener un Planeta sano y que nos pueda durar mucho más tiempo, y para ello es importante que nos concienciemos sobre distintas causas.

La industria de la moda ha dado un giro de 180º en los últimos tiempos, pero parece que no es la única que está en un continuo cambio. Muchas personas apuestan por la compra de muebles de segunda mano, para darles una nueva vida reparándolos o acondicionándolos. Eso es precisamente lo que pretendía hacer un señor en Alemania, pero la historia ha sido mucho más impactante.

Encontró un sobre en un escondite secreto del mueble

Thomas Heller es un hombre que se dedica a la reparación de muebles y que se dispuso a comprar uno de segunda mano para ponerlo en su cocina. Buceando por la página web de eBay encontró uno por el valor de 300 euros, pero tras negociarlo consiguió comprarlo por 240 euros. Una vez con el mueble en casa, se dedicó a limpiarlo y dejarlo todo listo para dejarlo instalado, pero ese momento descubrió algo que jamás hubiese pensado.

Fuente: Prepolicía, academia especializada en la preparación de la oposición para Policía Nacional

Encontró que una parte del mueble había un escondite secreto con un sobre que contenía, nada más y nada menos que, 150.000€. «Estaba abierto y muchos billetes de 100 euros me miraban», dejo después. Para sorpresa de muchos, cuando el hombre se dio cuenta de lo ocurrido fue directamente con el mueble a la policía para explicar allí lo que le había pasado con el mueble. Una vez allí, encontraron otro sobre que estaba cerrado y decidieron abrirlo en ese momento.

«Abrieron el segundo armario cerrado con llave frente a mis ojos. Había billetes más grandes en los sobres. Doscientos, quinientos», contó Thomas al medio de comunicación MetroUK. La policía se sorprendió mucho por el acto de buena fe que había hecho el hombre y el caso fue trasladado a la corte de distrito, con el fin de saber quién era el propietario del mueble en un primer lugar.

Tener tanto dinero en efectivo es un delito en Alemania

Después de tener que atar muchos cabos, la policía encontró a la dueña, una señora de 91 años de Halle, que dejó su casa para trasladarse a una residencia tras el fallecimiento de su marido. «La cocina provino de una liquidación del hogar por parte de una pareja de ancianos de Halle. Las dos cajas de efectivo estaban bien escondidas en áreas de los muebles que eran difíciles de ver», dijo la portavoz de la policía.

El caso ha trascendido mucho porque tener una cantidad tan alta de dinero en efectivo está considerado como un delito según las leyes alemanas. Por suerte, el comprador del mueble podría ser premiado por una cláusula por «buen samaritano» y es que es posible que acabe recibiendo un 3% de la cantidad económica encontrada, que serían entorno a los 4.500€.





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO