El próximo 27 de mayo tenemos un billete de ida para Hawkins. Después de tres años de espera, volvemos al pueblo más terrorífico de todo el planeta Tierra de la mano de Once y compañía… y lo cierto es que no podríamos estar más contentos.

La cuarta temporada de ‘Stranger Things’ llega con cinco nuevos episodios (son pocos, pero eso tiene una explicación que os contaremos más adelante), y el estreno, como suele ser habitual, ameritaba una premiere a la altura… y así ha sido: los responsables de la ficción han desfilado por una escalofriante alfombra roja en Nueva York.

Pudimos ver a Matt Duffer y Ross Duffer, los creadores y showrunners de la serie, pero también al reparto (casi) al completo: Winona Ryder, David Harbour, Cara Buono, Finn Wolfhard, Noah Schnapp, Gaten Matarazzo, Sadie Sink, Matthew Modine, Natalia Dyer, Charlie Heaton, Joe Keery, Dacre Montgomery, Maya Hawke y a la protagonista de nuestra historia de hoy, Millie Bobby Brown. Y es que la joven actriz llamó la atención por encima del resto de sus compañeros por varios motivos.

Las sorpresas de Millie

El primero es que aprovechó la premiere para acudir con su novio, Jake Bongiovi, hijo del incombustible Bon Jovi; el segundo, que se presentó en el evento con un cambio de ‘look’ que, como mínimo, podríamos catalogar de ‘radical’.

Y es que poco o nada queda ya del moreno que siempre hemos visto en la actriz, quien ha optado ahora por un rubio espectacular. Y es que solo hace falta ver las fotos para comprobar que, ahora sí (y sin peluca de por medio), el dorado se ha hecho por completo con su cabeza.

Aquí os dejamos algunas fotos en las que podéis apreciar este gran cambio:

Y ahora vamos con el motivo de que esta temporada sea tan corta: y es que, en realidad, está dividida en dos. La primera parte se estrena este 27 de mayo, mientras que la segunda llegará un poco después, el 1 de julio.





Una temporada dividida

Esta es una práctica que Netflix ya ha llevado a cabo con algunas de sus otras producciones más exitosas, como con la última temporada de ‘La Casa de Papel’ o también con la última de ‘Ozark’… y lo cierto es que, por lo visto, le está dando un muy buen resultado.

La explicación a esta división no está clara, pero se barajan dos opciones que parecen bastante factibles. La primera es que Netflix ha acostumbrado a sus usuarios a tener todos los capítulos de cada temporada de golpe.

Esto, para el usuario, es genial porque se puede meter atracones de su serie favorita… pero, para la plataforma, que tiene que gastarse un dineral en una serie para que luego solo se hable de ella durante un par de semanas, pues no tanto. Con esto de dividir la temporada en dos, de alguna forma, se consigue un efecto más parecido al de estrenar un capítulo a la semana.

El segundo motivo por el que Netflix ha dividido la temporada en dos (y este es el oficial), es porque, supuestamente, esta es la tanda de capítulos más ambiciosa de todas las que hemos podido ver hasta la fecha. De hecho, los creadores la han llegado a comparar con ‘Juego de Tronos’ a nivel de embergadura… que no es poco.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: eCartelera.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO