Las reseñas son una de las cosas más sorprendentes de todo internet. Miles de personas al día se dedican a puntuar los locales que visitan. La restauración es una de las principales afectadas y beneficiadas por estas reseñas, ya que suelen ser los sitios más frecuentados y de los que nos llevamos una opinión más firme. Pero no solo los restaurantes son dignos de llevarse una buena o mala reseña.

En más que habitual que en las redes sociales se viralicen reseñas casi a diario. A los usuarios de aplicaciones como Twitter les gusta descubrir desternillantes opiniones que te alegran el día o, por el contrario, te lo agrian un poco. En el caso de esta última que ya está dando la vuelta en la red social del pajarito la historia es tan sorprendente que no darás crédito por varios motivos.

«Incluso se ven líneas de luz», dijo el cliente sobre la pantalla del cine

Elísabeth (@elly_elli) es una usuaria de Twitter que trabaja en una óptica ayudando a sus clientes a vean lo mejor posible. En los últimos días, la joven se ha hecho viral por contar una divertida anécdota que le ha ocurrido con un cliente. La trabajadora escribió: «Hoy un paciente al que puse gafas hace poco me manda esto». La historia ha despertado muchas risas entre los distintos usuarios de la aplicación.

El cliente de Elísabeth escribió una reseña a un cine hace dos años que decía lo siguiente: «La calidad de la pantalla es malísima, brillo muy bajo e incluso en escenas se ven líneas de luz… fatal. No es la primera vez que me pasa en este cine». Además, para más inri decidió puntuar al establecimiento con solo una estrella. Lo más sorprendente fue cuando el chico volvió al cine y decidió actualizar la reseña.

Después de pasar por la óptica en la que trabaja la tuitera, el hombre hizo una pequeña modificación de la reseña que alteró toda la historia: «Actualizo. Tiempo más tarde descubrí que tenía miopía y astigmatismo. Lo siento, el cine está bien». Por si fuera poca la actualización, le dio la mayor puntuación posible: cinco estrellas.

El sorprendente tuit ya tiene más de 25.000 likes

La publicación de la trabajadora de la óptica ya cuenta con más de 25.000 likes y ha sido compartida hasta en 3.000 ocasiones. Muchos usuarios no han querido dejar pasar la oportunidad dejar sus impresiones en los comentarios. «Reconozco que también le eché la culpa a la película del cine porque veía borrosa la parte de la derecha. A los pocos días fui al oftalmólogo y me detectaron una catarata en el ojo derecho», contó una tuitera. 

Al parecer, el drama de la vista es mucho más común de lo que pensamos. Muchas personas reconocen haber tardado tiempo en darse cuenta de sus problemas de visión: «Mi madre no se puso gafas hasta los veinte y pico años. Antes de eso, como siempre había visto mal, no sabía lo que era ver bien».





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Huffington Post

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO