Hoy en #CabroSolidario nos gustaría que conocierais a Irina, una pequeña guerrera de 20 meses que sufre una enfermedad rara llamada Insensibilidad Congénita al dolor con Anhidrosis. La pequeña no mostraba signos de dolor cuando se daba algún golpe y, tras varias visitas al hospital, los médicos abrieron a sus padres un protocolo por malos tratos hasta que finalmente la neuróloga confirmó que se trataba de la enfermedad.

Irina no puede sentir dolor, ni tener hambre ni conoce la sensación de frío o calor. Esto se debe a que su cuerpo no es capaz de sudar y, por tanto, no regula su temperatura. La familia se ha mudado al norte de Gran Canaria donde el clima es más fresco, ya que cuando hace mucho calor la pequeña puede llegar a convulsionar. Actualmente se alimenta a través de un botón gástrico.

La familia ha creado una cuenta de Instagram donde muestra la evolución de la pequeña y piden apoyo psicológico que les ayude a afrontar el día a día y cuidar su salud mental en una situación tan delicada. Podéis echarle un vistazo en @vivirentrenubes.

¡Muchas gracias por vuestra ayuda y no dudéis en darle voz!