Ana Morgade acaba de ganar una importantísima batalla. La humorista llevó a los tribunales a un hombre que la acosó durante meses y, ahora, la Justicia le ha dado la razón.

Recordemos que ella ya contó en sus redes sociales hace tiempo que, durante meses, tuvo que sufrir el acoso de un hombre que le lanzaba constantemente mensajes en las redes sociales, llegando incluso a mandarle regalos. Todo esto «desbordó» en septiembre de 2019 cuando, tras una representación de la obra Conductas Alteradas, en el Teatro Gayarre de Pamplona, el acosador la siguió hasta su hotel. Fue en ese momento que Morgade decidió ponerse en contacto con la Policía e iniciar su denuncia.

Condena con multa y prisión

Finalmente, el condenado, un hombre residente en Almendralejo (Badajoz), ha sido condenado por la Audiencia de Navarra a una multa de 3.600 euros y seis meses de prisión.

La sentencia señala que la condena llega por la “insistencia y reiteración del acoso realizado por el acusado” y por haber alterado «gravemente el desarrollo de la vida cotidiana con desasosiego de la víctima, como consecuencia de esa actuación insistente e intimidatoria del procesado que le llevó incluso a tener que cambiar de domicilio y ocultarlo”.

A todo esto hay que sumarle que el acusado llegó a acercarse físicamente a la víctima con mensajes intimidantes. El acosador, por lo visto, llegó a intentar colarse en Zapeando, programa en el que trabajaba Morgade, cosa de la que presumió en redes sociales:  “He intentado colarme para ver Zapeando pero me han dicho nooo”.

Acoso y amenazas gravísimas

Todo esto culminó con el día en el que Morgade lo denunció a la policía. A comienzos de esa jornada, el individuo acudió al hotel Tres Reyes de Pamplona, donde se alojaba la presentadora, y se cruzó con ella, momento en el que le soltó “qué casualidad”. Más tarde la seguiría hasta la mencionada obra de teatro.

Pero es que ese mismo día, el condenado por acoso publicó en sus redes sociales lo siguiente: “Cómo te pasas. Llevas años llamando a la puerta del diablo y cuando te la abre, le haces burlas, te ríes de él y le haces pasar vergüenza. El problema no es cuando me ves, es cuando dejas de verme. Cómo te has pasado, y lo que habéis hecho en Zapeando. A pagar…”.





En un segundo mensaje, las amenazas se hacían todavía más evidentes: “A quien le dé trabajo le voy a echar a todo mi grupo encima, mataremos a sus hijos y hasta a sus vecinos. Nunca bromeo con estas cosas. Que no vuelva a subirse al escenario, plató, ni tele ni por internet. Si me queréis poner a prueba, costará sangre”.

Tras lo ocurrido en Pamplona, al acosador se le puso una orden de alejamiento y, desde entonces, estaba a la espera de juicio (cosa que se retrasó con la pandemia), y ahora, al fin, Ana Morgade tiene la sentencia entre sus manos y, esperemos, pueda estar más tranquila.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO