Gracias a las redes sociales, muchas personas se sienten algo más acompañadas y menos solas en su día a día. Hacer un buen uso de Twitter, Facebook, Instagram o Twitch, puede ser más que favorable para muchos. Las ventajas que nos proporcionan las redes son casi ilimitadas y a pesar de lo adictivas que pueden resultar, también tienen una parte buena que a la poder sacarle partido.

En los últimos días se ha viralizado una usuaria de la red social del pajarito contando una historia que ha vivido en primera persona. «Me acabo de encontrar en Twitch a un hombre con 1 espectador y el título era ‘necesito hablar’. Entré y su mirada me partió el alma», comenzó diciendo la tuitera @larasaurio. El relato ha conmocionado a más de 70.000 personas que le han dado like a la publicación.

«Su mujer se exponía a hacer shows privados a hombres», contó la tuitera

«Se descargó la aplicación para hablar con alguien, nos contó que estaba pasando por uno de los momentos más difíciles de su vida», continuó diciendo en el primer tuit del hilo. Una de las cosas más impactantes de la historia fue lo que siguió contando: «Le despidieron por la pandemia, tiene muchas deudas y no consigue trabajo de ninguna manera, y se enteró de que su mujer se exponía en redes sociales a hacer shows privados eróticos a hombres. Según la mujer era para ayudar a pagar las deudas, pero no consultó nada con él».

«Al final del directo nos agradeció con el alma al chico de 13 años que estaba y a mí haber estado con él, que necesitaba hablar realmente. No nos paró de dar las gracias y decir q somos las personas que más le habíamos ayudado. Nos dijo que éramos la luz en el camino de mucha gente», escribió después en el hilo. Después mandó un mensaje que todos deberíamos integrar: «Siempre que vean a alguien en esta situación, aunque no le conozcan, ayúdenle».

El joven solo quería sentirse escuchado y pasar un rato agradable charlando con alguien que pudiera entenderle: «Muchas veces necesitamos solo a alguien que nos escuche y que nos diga que todo estará bien. No sabemos el duelo por el que pasa una persona y no nos cuesta nada aportar nuestro granito de arena». Añadió: «Hay personas que encuentran la calma desahogándose, pero cuando no existe quien te escuche es uno de los sentimientos más duros porque tienes que lidiar con ello tú solo».

«A veces internet consigue cosas bonitas», dijo al ayudar al chico

La historia que contó Lara sirvió para que mucha gente empatizase con la realidad que atraviesan una gran cantidad de personas. Las instituciones tienen mucho aún por hacer con respecto a la prevención del suicidio y debería ser una de las prioridades de nuestros políticos.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Huffington Post

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO