Lo que pasó en los Oscars el pasado domingo ya es historia de nuestra cultura popular. La imagen de Will Smith cruzándole la cara a Chris Rock estará durante décadas instalada en nuestra retina y, cuando apenas han pasado un puñado de días de todo aquello, todavía estamos lejos de ver las consecuencias que esto comportará para todos los implicados, incluyendo a la propia Academia.

Hace un par de días, por ejemplo, pudimos leer el primer comunicado de Will Smith después de todo lo ocurrido y en el que, básicamente, pedía disculpas por sus actos. Rock, por su parte, también se ha referido a todo este asunto… pero faltaba la opinión de una tercera persona que, en el fondo, es la verdadera víctima de todo esto: Jada Pinkett Smith.

Jada rompe su silencio

El flamante ganador del Oscar publicó en sus redes sociales el siguiente mensaje: «La violencia en todas sus formas es venenosa y destructiva. Mi comportamiento anoche durante los Premios Oscar fue inaceptable e inexcusable. Los chistes a mis expensas son parte del trabajo, pero un chiste sobre la condición médica de Jada fue algo difícil de soportar y reaccioné de forma emocional», señaló el actor.

Pero es que fue Jada la receptora del ‘chiste’, de la burla pública y, por lo tanto, su opinión tendría que ser la que primase por encima del resto. En este sentido y, suponemos, tras mucho meditarlo, publicó este breve texto: «Este es tiempo de curarse y estoy dispuesta a ello».

Un mensaje algo críptico, pero que sirve para ganar un poco de tiempo antes de hacer algún tipo de declaración más extensa, probablemente junto con su marido (que estos dos siempre están haciendo cosas juntos).

Una enemistad que viene de lejos

Y es que el tema de estos dos con Chris Rock viene de lejos. Ya os hemos contado todos los detalles de la relación que hay entre este trío de actores: su amistad en el pasado (Rock y Pinkett trabajaron juntos durante años en la saga ‘Madagascar’ y se llegó a rumorear que habían mantenido un romance) y el ‘pique’ que tuvieron en la gala de los Oscars de 2016, cuando el comediante, de nuevo en el papel de presentador, se burló de la pareja por su ausencia en la gala (esto ya os lo contamos aquí).

Y mientras todo esto ocurre, el mundo está a la espera de lo que decida la Academia: ¿Expulsarán a Will de la institución? ¿Sería algo temporal o permanente? ¿Le retirarán su primer y único premio Oscar? Con el reglamento en mano, todo esto es posible… y cualquier decisión, sea más o menos estricta, tendrá unas consecuencias importantísimas.





Y es que la Academia ya aseguró en su comunicado que, sí o sí, tendrán que tomar medidas por lo ocurrido: «exploraremos más acciones y consecuencias de acuerdo con nuestros estatutos, normas de conducta y la ley de California».

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo este tema? ¿Qué pensáis que debería hacer la Academia? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO