El mundo de la moda es una de las industrias más difíciles. A lo largo de la historia se han hecho populares numerosas polémicas acerca del trato que reciben las modelos cuando por fin consiguen acceder a las pasarelas y a los reportajes fotográficos más prestigiosos. Las galas de Miss y Mister han sido siempre una de las principales plataformas para que muchos jóvenes cumplan su deseo de dedicarse a la moda. En España, hace tiempo que este tipo de eventos dejaron de transmitirse por televisión.

En varias ocasiones, sobre todo las mujeres, han denunciado las vejaciones a las que le somete la industria y muchas de ellas se han mostrado desencantadas con su profesión. En los últimos días, se ha hecho muy popular el caso de una modelo que ha dejado el mundo del lujo y de la belleza para regresar a sus orígenes. Lo ha dejado casi todo para volver a su aldea, donde actualmente vive.

Hamamat ganó Miss Ghana en el año 2006

Hamamat Montia es una modelo que comenzó a trabajar como tal cuando era muy jovencita. En el año 2006 decidió dedicarse en cuerpo y alma al modelaje cuando consiguió ganar Miss Malaika. Su éxito fue tal, que posteriormente se coronó como Miss Ghana y eso le sirvió para concursar al año siguiente en Miss Universe África, a pesar de que no logró vencer. Las campañas publicitarias comenzaron a lloverle casi del cielo y el glamour llegó a su vida casi de la noche a la mañana.

Todo empezó a truncarse cuando se separó de su marido. La modelo tuvo problemas económicos porque no podía mantener el alto nivel de vida que llevaba y enseguida tuvo que tomar decisiones sobre por dónde encauzar su vida. Hamamat se pensaba que entonces sus amigos iban a apoyarla y serían su principal salvavidas, pero la realidad fue muy distinta, contra todo pronóstico le dieron la espalda.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de H A M A M A T (@iamhamamat)

Fue entonces cuando a la mujer no le quedó más remedio que volver a la aldea donde había crecido con sus hijos y se tuvo que adaptar a su nueva vida, que tanto recordaba y que nunca había perdido de vista. Pero su inteligencia estaba por encima de aquella situación y supo buscar a qué se dedicaría a su regreso a la aldea. Hamamat aprendió todo acerca de la manteca de karité y exprimió todos sus conocimientos montando un negocio con el que se la jugaba por completo.

Ha abierto hasta un museo de la manteca de karité

Actualmente, la modelo ha patentado la marca Hamamat African Beauty y con ella vende productos prácticamente a todo el mundo. Cada vez son más las personas que están interesados en esta manteca, que tiene una gran cantidad de beneficios para el bienestar. Además, la modelo ha inaugurado recientemente su museo para mostrar todas las curiosidades sobre sus productos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de H A M A M A T (@iamhamamat)

Está claro que Hamamat ha sido encontrar en un mal momento una oportunidad perfecta para remontar y sacarle el mayor partido posible. La modelo se ha convertido en todo un ejemplo de superación y de lucha.





Por último, os recomendamos que sigáis en Instagram a la Miss Ucrania (@anastasiia.lenna) que triunfó en sus redes mostrándose en contra de la actual guerra. Allí, sube vídeos como este:

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: UPSOCL

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO