La industria cosmética está en una constante búsqueda por dar con el secreto para la eterna juventud. Los productos anti-aging copan las tiendas de estética y los retoques y operaciones estéticas se han convertido casi en una actividad más para hacer los fines de semana. Aparentar ser más jóvenes de lo que somos realmente es el challenge de las nuevas generaciones.

Bob Ross Art GIF

Aquí la pregunta es: ¿es posible aparentar una mayor juventud sin necesidad de comprar productos caros y pasar por quirófano? Pues, como bien nos viene a demostrar la protagonista de nuestra historia de hoy, SÍ es posible.

Todo comenzó cuando la usuaria de TikTok Dalyce Barnett Radtke compartió un vídeo de su madre cumpliendo años. Esto, que podría no tener nada de especial en este punto, cobra una mayor importancia cuando nos enteramos de que la mujer tiene ya 90 años… y parece que tenga unas cuantas décadas menos. La gente, como podréis ver en los comentarios de la publicación, no se lo podía creer.

Como ya os podréis imaginar, fueron muchos los que le pidieron a Daylce el secreto de su madre para lucir así de joven… y lo cierto es que no hay un secreto como tal, sino más bien un trabajo constante por tener una vida saludable.

La clave de llevar una vida saludable

No es que la mujer haya hecho un pacto con el diablo, se haya tomado unas pastillas antiedad carísimas o se someta a inyecciones diarias de botox; su juventud es el fruto de haber llevado una vida guiada por los buenos hábitos.

A pesar de contar ya con nueve décadas a sus espaldas, ella entrena en el gimnasio cuatro días por semana siguiendo una rutina muy específica, cuida mucho su alimentación aunque asegura que jamás ha hecho una dieta como tal y, finalmente, intenta vivir siempre con una mentalidad de lo más positiva y constructiva.

En lo que a su rutina de belleza se refiere, la cosa no podría ser más ‘básica’: agua y jabón y crema facial… y poco más. Ante estos datos, la gente se ha quedado completamente sorprendida, ya que se trata de una rutina de lo más sencilla.

Daylce, además, ha querido aportar un dato algo más esperanzador: su madre, en realidad, empezó a hacer deporte cuando cumplió los 60… por lo que nunca es tarde para empezar.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.