Desgraciadamente, las estafas siguen estando a la orden del día. Los delincuentes han encontrado en Internet un tesoro para poder llegar a más gente e intentar colársela con más facilidad que nunca antes, por lo que debemos ir con mucho cuidado y asegurarnos siempre que estamos haciendo negocios con una persona o una compañía que sea de confianza y no facilitar información personal de forma inmediata.

Ximena Vergara (@boomykiss) es una bióloga marina de 24 años que puso en venta su coche en una plataforma especializada. Fue así cómo un hombre la contactó, pero de una forma en la que parecía desesperado, tal y como ha explicado ella. Según le contó, el vehículo era para su esposa, con la que tenía una tienda de frutos secos. Solo tenían una furgoneta y otro coche les ayudaría con el negocio, así que no se lo pensó dos veces y le escribió.

Movimientos sospechosos

Él le ofreció pagarle 400.000 pesos chilenos por adelantado como reserva del vehículo, por lo que le pidió los datos bancarios para hacerle la transferencia y le explicó que le llegaría un código que tenía que enviarle de vuelta. Ximena, extrañada por la situación, se negó y le invitó a ver el vehículo antes.

Entonces acordaron quedar un día para ver las condiciones del vehículo, pero él le envió un audio de WhatsApp en el que le confesaba que su intención no era adquirir el vehículo, sino estafarla… pero al verla había cambiado de opinión.

«Amiguita te comento algo, yo estaba tratando de estafarte pero vimos tus fotitos y estás demasiado linda. Que tengas una buena jornada y una buena tarde, amiguita. Estás demasiado linda», decía en el audio. 

Tras escucharlo, Ximena le respondió que lo que hacía no estaba bien y le bloqueó. Sin embargo, él volvió a escribirle desde otro número de teléfono pidiéndole que lo borrara para que no quedara constancia de lo ocurrido.

La cosa no quedó ahí

Más tarde, le escribió para decirle que le contactaba desde la cárcel y le explicó que estafaba porque era la forma de alimentar a sus dos hijos. Además, le pasó la captura de un comprobante de pago conforme había recibido una cantidad económica resultado de una estafa previa. En ese caso, se trataba de unos auriculares inalámbricos…

¿Qué te ha parecido toda esta historia? ¿Alguna vez has sido víctima de una estafa o te han intentado engañar? ¿Cómo acabó todo?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: upsocl radioactiva

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO