El vídeo de hoy fue grabado en una carretera empinada de Los Angeles (Estados Unidos) y nos muestra el intolerable acto de inconsciencia que, por alguna razón que no logramos entender, le vino a la cabeza a un conductor.

De primeras, vemos a un coche que empieza a acelerar y rápidamente se va acercando a la cámara. Se trata de un Tesla Model S, valorado en más de 100.000 dólares, que se dirige a una pendiente a gran velocidad dispuesto a hacer un tremendo salto que no tenía ninguna posibilidad de acabar bien.

Podría haber sido peor

El coche se eleva varios metros por encima del suelo e impacta fuertemente contra el suelo y el conductor pierde el control del vehículo, que se detiene finalmente cuando choca contra un vehículo aparcado.

El impacto deja destrozada la parte delantera del vehículo y afortunadamente no se saldó con ningún herido. Viendo lo cerca que pasó de las personas que contemplaban la escena, parece realmente un milagro.

«No intentes esto en casa»

El vídeo fue compartido por el youtuber Alex Choi, que dejó claro que él no era el conductor y pidió que la gente no lo probara: «Me alegra decir que nadie resultó herido. Solo es gracioso, hasta que deja de serlo. Yo no era el que conducía. Por favor, no intentes esto en casa. No tenía idea de que esto iba a pasar. No apruebo el comportamiento imprudente que pone en peligro la vida de los demás. Por suerte, todos están vivos«.

Actualmente la policía de Los Angeles está ofreciendo una recompensa a cambio de información sobre el conductor, ya que este huyó de la escena inmediatamente después.  De momento, se sabe que en el vehículo viajaban varios pasajeros y un gato callejero.

¿Qué pensáis de este conductor? ¿Cómo creéis que deberían sancionarle?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: autobild

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO