Marta de Lola ha tenido unos meses de lo más complicados. Es cierto que su paso por la última edición de ‘Supervivientes’ fue toda una sensación, habiéndonos regalado algunos de los mejores momentos que se recuerdan de este reality, pero, a partir de ese momento, todo se le empezó a complicar un poco.

Y es que, poco después de su vuelta a la normalidad, Marta puso fin a su relación con Iván Rubio. Desde entonces, la leonesa ha estado bastante centrada en sí misma con el único objetivo de reencontrarse con la felicidad.

De todos los proyectos que ha estado sacando adelante estos últimos meses, hay uno que nos ha sorprendido particularmente ahora que lo ha anunciado de forma oficial. Y es que la exconcursante de ‘La isla de las tentaciones’ ya ha empezado su nueva etapa como propietaria y gestora de un hotel canino. Y es que su pasión por los animales (en particular, por los perros), es algo que le viene de lejos.

Un nuevo reto en su vida

En su último vídeo subido a MTMad, la televisiva ha contado todos los detalles de este nuevo proyecto y cómo tiene pensado compaginarlo con su vida delante de las cámaras. Y es que no ha dudado en reconocer que se trata de un reto muy desafiante, pero que coge con ganas y con mucho entusiasmo.

Y es que, si de algo no hay duda, es de que esta mujer es una curranta: “Yo llevo toda mi vida trabajando, desde los 16 años. Empecé cuidando niños y personas mayores en los hospitales». A partir de ese momento compaginó sus estudios con el trabajo y pasó por el sector profesional por el que pasan casi todos los estudiantes: el de la hostelería.

«Lo recuerdo como una etapa preciosa y me lo pasé genial. He trabajado también en tiendas de ropa, como azafata de eventos… pero el trabajo que más me ha gustado fue cuando trabajé como auxiliar de veterinaria, donde aprendí un montón de cosas”, contaba en su canal para la plataforma de Mediaset… y precisamente esto último es clave para entender el por qué de este nueva proyecto.

“En el hospital de animales estuve dos años trabajando y allí también había un hotel canino donde también trabajé. Allí aprendí a hacer peluquería canina y esos dos años de mi vida fueron increíbles para mí. Cuando me fui a la isla dejé ese trabajo y de ahí ya sabéis todo mi recorrido… Ahora que he vuelto a León, mis exjefas me propusieron coger el hotel canino y ellas solo dedicarse al hospital 100%, pero no querían descuidar el hotel”, contó Lola sobre el origen de su nuevo proyecto.

Lola reconoce ahora estar muy contenta con esta nueva etapa en su vida y tiene pensado centrar gran parte de sus esfuerzos en hacer de ese hotel canino un auténtico paraíso para estos animales«Lo voy a reformar entero. Aquí estoy súper feliz porque amo a los animales y me encanta estar con ellos”.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO