La invasión de Putin en Ucrania continúa y los muertos ya se cuenta por miles. Ya van más de tres millones de exiliados en apenas tres semanas y, con estos terroríficos récords, el futuro sobre los ucranianos y sobre el devenir de este conflicto no podría ser más incierto. Y mientras tanto, las bombas siguen cayendo sobre la población civil.

A pesar de que no se sabe cómo va a acabar esto, lo que sí parece cierto (al menos si vemos los medios de comunicación), es que las tropas rusas se han encontrado con una férrea defensa del país por parte de los ucranianos. Se comenta mucho que el plan original del Kremlin era lo que se conoce como una ‘operación relámpago’ y, tres semanas después, esto parece totalmente descartado. Entonces, ¿este era el plan de Putin? Pues, gracias a las palabras de uno de los ‘hombres de confianza’ del presidente, parece que no.

Muchas contradicciones

El director de la Guardia Nacional de Rusia, Viktor Zolotov, ha reconocido hace unos días que la invasión de Ucrania no ha ido tan rápido ‘como tenían previsto’. Estas declaraciones las dio durante un servicio religioso dirigido por el patriarca de la iglesia ortodoxa rusa, Kirill, en el que intervino el militar para achacar la culpa del retraso a «las fuerzas ucranianas de extrema derecha». Explicó, además, que estas ‘fuerzas nazis’ se esconden tras los civiles ucranianos.

Pero es que claro, estas palabras chocan frontalmente contra la información dada por el ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, quien asegura que «todo va según lo planeado»… ¿en qué quedamos, entonces?

Y es que Zolotov no tiene reparos a la hora de reconocer que «No todo está yendo tan rápido como nos gustaría», aunque asegura que «conseguirán su objetivo» y que irán «paso a paso hasta la victoria». A todo esto debemos sumarle el hecho de que, actualmente, Rusia vive sumida en una grave crisis económica, pero también de desinformación: pone los pelos de punta ver lo que se les muestra a los rusos en sus medios de comunicación, totalmente controlados por el Kremlin.

De momento, la guerra continúa. Las sanciones económicas caen sin clemencia sobre Rusia, que ya se encuentra en una bancarrota técnica, y Putin empieza a mostrar síntomas de que el pulso ya le está temblando. Pero sigue muriendo gente y, visto lo visto, hay poco motivos para ser optimistas.

Mientras tanto, las reuniones entre los representantes de Rusia y Ucrania continúan con sus reuniones para buscar una salida a esto, pero el Kremlin no parece estar demasiado dispuesto a rebajar (ni mucho menos, detener), los bombardeos que ya se han cobrado miles y miles de vidas inocentes.





A vosotros, ¿qué os parece todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Mundo.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO