‘American Pie’ fue uno de los eventos cinematográficos más famosos de finales de la década de los noventa. En la época de la MTV y los slasher, llegaba una película que cambiaba por completo la forma de entender las comedias adolescentes. No es exagerado decir que hay toda una generación marcada por American Pie, por su humor transgresor y por sus carismáticos personajes… y precisamente hoy vamos a centrarnos en esto último.

Y es que podríamos hablar de Jim, Stiffler o Flaherty, pero vamos a quedarnos con la que se convirtió en el auténtico mito erótico de aquella franquicia: Nadia, el personaje interpretado por la actriz Shannon Elizabeth.

Ella fue un personaje secundario, sí, pero también fue uno de los que protagonizó una de las escenas más míticas de toda la franquicia… y sino solo recordad su escena junto a Jim Levenstein (Jason Biggs) en su habitación.

Aquel fue uno de los primeros trabajos de la actriz cuando intentaba hacerse un hueco en Hollywood y, a partir de entonces, le empezaron a llover las ofertas. A finales de los noventa y principios de los 2000, Shannon era uno de los rostros más deseados en cualquier comedia romántica que se apreciase.

Pudimos verla en producciones como Scary Movie (2000), American Pie 2 (2001), Jay y Bob el Silencioso contraatacan (2001), 13 fantasmas (2001), Love Actually (2003) o La maldición (2005), por mencionar tan solo algunas de las más conocidas.

A partir de la segunda mitad de la primera década de este siglo, su carrera empezó a ‘diluirse’ un poco y cada vez tuvo menos presencia en grandes producciones. Aquí hay que tener en cuenta también que, por aquel entonces, las comedias románticas estilo American Pie ya habían dejado atrás su época dorada.

A pesar de eso pudimos verla en otros shows que poco o nada tenían que ver con el mundo del cine, como ‘Dancing with the stars’ (2008) o ‘Gran Hermano Celebrity’ (2018). Y es que esta mujer no le temía a los nuevos retos.





Pero sin duda una de las facetas de Shannon que más sorprendió a todos fue su talento para el póker, siendo una reputada jugadora que se llevaba una buena mordida de dinero de los casinos por los que pasaba.

Ella es muy conocida en Las Vegas, donde fue toda una celebridad durante años, participando en grandes torneos donde siempre quedaba en posiciones de lo más destacadas. Ella, a pesar de no dedicarse actualmente al póker como lo hacia antes, siempre lo ha considerado como su “segunda ocupación”.

Una vida africana

Eso sí, al menos para nosotros, el dato más sorprendente de su biografía llega en el año 2016, cuando la actriz se mudó a África para dedicar parte de su tiempo al cuidado de los animales. Tiene una residencia en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), donde abrió una fundación para el cuidado y la protección de animales en peligro de extinción.

Su última película data de 2020, Playing with Beethoven, y lo cierto es que su carrera en el mundo del cine parece bastante aparcada, ya que ella, como ya ha reconocido en más de una ocasión, quiere centrar sus esfuerzos, tiempo y dinero en el cuidado de los animales que más la necesitan.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO