Nasser Al-Khelaïfi no salió nada contento del Bernabéu tras la eliminación de su club en octavos de la Champions hasta el punto de perder los modales en el palco de autoridades.

El PSG tenía la eliminatoria encarrilada tras el 1-0 en casa y dominó la primera parte de la vuelta, pero tras el primer gol de Benzema (con mucha polémica por una posible falta previa del delantero francés a Donnarumma), el Real Madrid se creció y logró una histórica remontada.

Incidentes violentos

Al final del partido, el catarí perdió los papeles entre insultos, golpes y malas formas. Salió disparado del palco junto a Leonardo, el director deportivo del club francés, y bajó a la zona de vestuarios en busca del vestuario de los árbitros llegando a romper el banderín de un asistente. Sin embargo, primero se equivocaron y entraron en la sala de Megía Dávila, delegado de campo del Real Madrid, hasta que dieron con la caseta de los colegiados.

El presidente del club parisino habría tenido que ser apartado por varias personas que se encontraban presentes. Según varios medios, un empleado del Madrid habría grabado la escena y el máximo dirigente del PSG, al verlo, le habría amenazado al grito de «Te voy a matar«. En ese momento, habría sido retenido por sus guardaespaldas y Leonardo habría exigido que el trabajador borrara las imágenes de lo sucedido.

¿Qué dice el acta arbitral?

El neerlandés Danny Makkelie, el árbitro del encuentro, recogió en el acta los incidentes ocurridos tras el partido. El apartado siete del documento, según el diario Marca, decía lo siguiente: 

«El presidente y el director técnico del PSG mostraron un comportamiento agresivo e intentaron entrar al vestuario de los árbitros. Cuando el árbitro les pidió que se fueran, bloquearon la puerta y el presidente golpeó deliberadamente el banderín de uno de los asistentes, rompiéndolo«.

Indignación en el PSG

Mauricio Pochettino no se cortó en mostrar su descontento con las decisiones arbitrales: «La sensación es de mucha injusticia, por el gol concedido. Es falta clara de Benzema. El estado emocional ha cambiado y hemos estado muy expuestos», decía el técnico argentino.





El otro protagonista de la controvertida jugada, Gianluigi Donnarumma, también señaló la falta no pitada como determinante en el partido: «No es un error porque es falta clara. He visto las imágenes entre 30 y 40 veces, con todas las cámaras. Los pequeños detalles cuentan y el VAR no ha visto una falta determinante. Es un factor determinante que influyó en el ánimo de los dos equipos y del estadio. Teníamos el control del juego y las ocasiones».

¿Qué te ha parecido todo esto? ¿Crees que deberían sancionar a los dirigentes del PSG? ¿Era falta de Benzema o el gol es válido?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: sport marca elmundo

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO