Con el paso del tiempo, la sociedad ha crecido y se ha educado de una manera muy diferente con respecto a otras épocas. Los millennials fueron la última generación que vieron cómo era la vida sin internet y se han tenido que ir adaptando con el auge de las nuevas tecnologías, mientras que la generación Z ya ha crecido con los móviles y las redes sociales dentro de su día a día.

La salud mental es uno de los principales temas que está encima de la mesa, especialmente en las personas más jóvenes. Para muchos adolescentes, gestionar la exposición y todo lo que conllevan las redes no es tarea fácil y en algunos casos deriva en ansiedad y hasta en depresión. Por eso es muy importante no perder de vista cuáles son las situaciones y problemáticas de la parte más joven de la población.

La cirugía estética está auge desde hace muchos años

Con la llegada de Snapchat, los filtros y los selfies, muchas personas se dieron cuenta de que podía modificar algunas partes de su físico como los ojos, pulir imperfecciones, maquillarse o incluso broncear su piel. De esta manera, comenzamos a ver a las personas distorsionadas y la cirugía estética atraviesa por uno de sus mayores auges, en el que a diferencia de otras épocas, los hombres cada vez se interesan más por ella y se realizan retoques y operaciones.

Allergan Aesthetics ha realizado una encuesta entre la población española con respecto a la cirugía estética y los retomes. Los resultados han sido más que sorprendentes: el 95% de las personas reconocen querer cambiar algo de su físico. El mismo estudio indica que los jóvenes cada vez comienzan a interesarse por la medicina estética y el motivo podría ser el querer parecerse a los filtros que estamos acostumbrados a ver en las redes sociales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de LEVI JED MURPHY (@levijedmurphy)

Este hecho hace que en muchas personas, en especial en jóvenes, se esté desarrollando un nuevo trastorno de autopercepción. A este problema se le está comenzando a llamar «Snapchat dismorfia» y tal es su importancia, que en países como en Inglaterra se acaba de prohibir a los menores de 18 años inyectarse bótox o ácido hialurónico.

Snapchat fue la primera aplicación con filtros

Muchos médicos están explicando en los últimos tiempos, que los pacientes llegan a las clínicas de estética con fotos suyas con algún filtro como ejemplo de lo que se quieren hacer. Los pacientes de entre 18 y 24 años han aumentado un 24% desde hace muy pocos años. El nombre de este trastorno viene de que Snapchat fue la primera aplicación que permitió utilizar filtros en sus fotografías.

«No fue hasta que aparecieron los filtros ‘beauty’ cuando se disparó el fenómeno. Kim Kardashian fue una de las máximas impulsoras de la tendencia de tunearse en cada foto de sus redes. Nos empezamos a acostumbrar a ver celebrities e influencers con apariencia de dibujos animados, casi hologramas», explica la doctora Mar Mira de la Clínica Mira + Cueto.





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Cosmopolitan

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO