Tener un negocio en la actualidad, particularmente si es del mundo de la hostelería, implica prestarle mucha atención a las críticas que te puedan hacer en páginas como Tripadvisor o Google: una mala crítica puede hacerte perder mucho, pero que mucho dinero, mientras que una buena puede arreglarte la vida.

Las valoraciones son tremendamente decisivas a la hora de cuidar la imagen pública de nuestro negocio y, dejando de lado la discusión sobre lo moralmente correcto que es esto, hoy nos centraremos en una loquísima historia que se ha generado precisamente a raíz de una de estas valoraciones.

A lo largo de todo este tiempo os hemos traído reviews que podrían clasificarse en dos grandes grupos: personas que dejan comentarios negativos con tal de hacer daño a la reputación del restaurante, o clientes que lícitamente visibilizan situaciones abusivas en determinados establecimientos (normalmente, estas últimas vienen cargadas de humor). Nuestra historia de hoy podría describirse como una mezcla de todo (y ahora entenderéis por qué no está tan clara la cosa).

La reseña en cuestión está dedicada a una cafetería de Binéfar (Huesca). Por lo que se puede desprender de la misma, el cliente no acabó demasiado contento con la hamburguesa vegana que le sirvieron, por lo que acudió a las redes para contar la surrealista historia que podréis leer a continuación.

El relato comienza con una historia biográfica (que, sinceramente, esperamos que sea inventada) en la que esta persona cuenta que, cuando era más pequeña, en una escapada familiar, se perdió y tuvo que pasar un par de días comiendo lo que podía.

snap map GIF by Product Hunt

«Mis padres me buscaron durante dos días para encontrarme severamente malnutrido. Incluso así, la experiencia de de haber comido la hamburguesa vegana quemada y congelada de vuestro restaurante ha sido más tortuosa que aquellos días en la jungla», señalaba el cliente sin clemencia con el plato. A pesar de todo eso, no dejó pasar por alto algo positivo (probablemente, lo único) de su experiencia: «Aún así, la camarera fue muy maja».

No hay duda de que se trata de una de las reseñas más surrealistas que hemos leído en esta página, por lo que pasa directamente a nuestro Top de favoritas. A pesar de eso, en la misma publicación, hemos podido ver reacciones muy divertidas como la que os dejamos a continuación:

Lamentablemente, a lo largo de este tiempo, también hemos podido leer reseñas como esta que os dejamos a continuación y que, como veréis, es de un racismo insoportable:

Y esta última que, como veréis, es bastante más divertida y podría ser perfectamente la premisa de una comedia para Netflix:

 



A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO