Por todos es sabido que no nos encontramos en un momento en el que sea fácil encontrar un trabajo digno y con unas buenas condiciones. Con la llegada de la pandemia muchas personas fueron despedidas y tuvieron que encontrar una salida laboral lo mejor posible. En muchas profesiones, la intención de trabajar gratis está más que existente, mientras que en otras es muy común aguantar muchas presiones y comportamientos lamentables.

Desde que están las redes sociales, muchos trabajadores han encontrado en ellas un lugar en el que denunciar públicamente las situaciones que, por desgracia, les toca vivir. Horarios infinitos, llamadas a deshoras, sueldos ridículos o incumplimientos de las leyes son tan solo algunas de las cosas que más les enfada, como es lógico, a muchos de los empleados.

En dos minutos, le llamó hasta 9 veces

En los últimos días, un chico se ha hecho viral por compartir unas capturas de WhatsApp que ponen en evidencia en comportamiento de uno de sus clientes. Con esta polémica, el tema de respetar los horarios de trabajo se ha vuelto a poner sobre la mesa. Iván Nava es un joven mexicano que está acostumbrado a tener que lidiar con clientes, pero esta vez le ha dicho basta a uno de ellos.

Cuando eran las 23:38h de un día entre semana, comenzó a recibir llamadas de uno de sus clientes. Después de llamarle hasta tres veces en el mismo minuto, el cliente decidió escribirle por WhatsApp: «Contesta, me urge hablar contigo». Al ver que la respuesta no llegaba, decidió llamarle un par de veces más antes de escribirle de nuevo: «Necesito aclarar unos puntos para el evento del fin de semana. Me puedes devolver la llamada».

Pasado un minuto, volvió a llamarle otras dos veces, hasta que vio que Iván se encontraba «En línea». El cliente se enfadó al comprobar que no le contestaba e insistió: «Con una chingada veo que estás en línea, contesta». Por si fuera poco, decidió llamarle una vez más. Desde su primera llamada a esta última solo habían pasado dos minutos de diferencia. El trabajador se cansó de tener que aguantar la impertinencia del cliente y le contestó tal y como merecía.

«No me interesa trabajar con un patán como tú», le contestó el trabajador

«No, a ver, permíteme Francisco, yo no trabajo 24/7 y te pido, por favor, que midas tus palabras, ya en alguna ocasión tuvimos un problema por tus modos de tratar a mi gente. A partir de mañana, entrego tu cuenta a otro director y a mí déjame de chingar, no me interesa trabajar con un patán, mandón, soberbio y arrogante como tú. Que tengas buena noche», fue la respuesta tajante de Iván. Después del mensaje, le bloqueó.

La publicación ya ha superado los más de 108.000 likes y ha sido compartido hasta en 9.000 ocasiones. Después de publicar la conversación. El trabajador escribió un mensaje contando cómo se sentía: «Me siento bien conmigo mismo. Sé que si no le hubiera puesto un alto a esta persona, las groserías y el maltrato hubieran crecido, pues no era la primera vez que lo hacía. Nadie se merece eso».





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: UPSOCL

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO