Hoy se cumplen cuatro días desde que comenzase la invasión de Rusia a Ucrania. Cuatro días de guerra que ya se han cobrado miles de vidas y que están llevando al límite a un país cuyo futuro no podría ser más incierto. El mundo contiene la respiración mientras que a Putin ya se le llena la boca con su armamento nuclear. Llevamos un puñado de días entre balas y sanciones económicas y, de momento, los que de verdad están sufriendo son los que se resisten a que les arrebaten su país, su vida.

Nueva ronda de negociaciones

Por primera vez desde que comenzase la invasión, delegaciones ucranianas y rusas se reunirán en un lugar no precisado de Bielorrusia con el objetivo de poner fin a este disparate. Por parte de Ucrania, el objetivo levantar el alto al fuego inmediato y que las tropas rusas abandonen el país. Por parte de Rusia, aunque no se han hecho públicas sus demandas, todo apunta a que exigirán la dimisión en bloque del gobierno ucraniano y la instauración de un ejecutivo pro-ruso para iniciar una transición en el país.

En caso de que estas dos posturas no consigan llegar a un punto en común, lo más probable es que la invasión continúe. Todo esto en un contexto en el que Rusia está viendo cómo sus potenciales aliados le dan la espalda.

Sanciones devastadoras

Hace poco más de un día, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, anunciaba el nuevo paquete de sanciones hacia Rusia… y todo hace apuntar a que, ahora sí, estas serán devastadoras para la economía del país oriental.

Para empezar, se ha anunciado la exclusión de «algunos bancos» rusos del sistema de verificación SWIFT, un mecanismo casi imprescindible para la realización de transacciones con el extranjero, desde una transferencia internacional hasta el pago con tarjeta de crédito de otro banco; es una de las medidas más fuertes que se podía imponer a Rusia, aunque sus efectos son poco claros.

Primero porque se ha impuesto solo a unos cuantos bancos, y segundo, porque hay ciertas formas de ‘esquivar’ este método de verificación (utilizar otros bancos de mediadores o el sistema de verificación chino). A pesar de eso, lo que está claro es que esta medida encarecerá (y mucho) las transacciones de la banca rusa.

El paquete de sanciones también incluye la congelación de la mitad del fondo de unos 570.000 millones de euros en reservas extranjeras que el Banco Central ruso tenía ‘ahorrados’ en el exterior y con los que, previsiblemente, tenía intención de financiar parte de esta invasión. Por simplificarlo un poco: Rusia se acaba de quedar sin la mitad del dinero con el que contaba (del que tenía fuera del país en otras divisas como dólares o euros).





La caída del rublo

Todas estas sanciones han provocado que hoy lunes, con la apertura de los mercados, el rublo pierda un 30% de su valor frente al euro y al dólar en el mercado Forex. Esto es una auténtica barbaridad y es, sin ningún tipo de dudas, el golpe más fuerte que ha recibido la economía rusa desde el principio del conflicto.

El Banco Central de Rusia se ha visto obligado a subir los tipos de interés hasta el 20% para poder hacer frente a esta situación de ‘asfixia’ económica. De continuar la invasión, todo apunta a que la UE y EE.UU. seguirán con este tipo de sanciones. Nuevamente, el horizonte de todo esto no podría ser más incierto, ya que Putin ha catalogado estas medidas de ‘una declaración de guerra de facto’. A falta de más información al respecto, lo más probable es que la población rusa se vea envuelta en una suerte de ‘corralito’.

Volodímir Zelenski, desde la trinchera

El presidente de Ucrania, convertido ya en todo un símbolo de la resistencia, sigue haciendo comparecencias públicas de forma recurrente para dar ánimos a su población y hacer diversos comunicados, de entre los que destacaremos unos cuantos.

Zelenski ha pedido la indexación inmediata de Ucrania a la Unión Europea. El líder ucraniano: “Hacemos un llamamiento a la Unión Europea para la adhesión inmediata de Ucrania bajo un nuevo procedimiento especial”, ha expresado el mandatario a través de un vídeo publicado en sus redes sociales.

El presidente ucraniano también ha anunciado que pondrá en libertad a los presos con experiencia militar que quieran unirse al combate para defender el país. De momento, se desconoce cómo avanzará esta medida que, de momento, ha sido una de las más polémicas de todas las anunciadas por el gobierno ucraniano.

Rusia, sin espacio aéreo

Como medida de sanción, más de una veintena de países occidentales han cerrado por completo su espacio aéreo a aerolíneas rusas. «España procederá al cierre del espacio aéreo a las aerolíneas rusas. Siguiendo las directrices de cooperación marcadas por la Unión Europea, esta medida tendrá efectos en los vuelos operados por las aerolíneas rusas que usen el espacio aéreo español», anunció ayer el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno de España.

A vosotros, ¿Qué os parece toda esta situación? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Levante, El Mundo, El País.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO