Forza Horizon 5 es uno de los videojuegos de conducción más populares de los últimos años. La desarrolladora Playground Games consiguió con este título pulir al milímetro lo que ya de por sí era una experiencia demencialmente inmersiva y, a pesar de que el juego se ha lanzado hace tan solo unos meses, ya se ha convertido en todo un clásico para los amantes del motor.

De entre todas las funciones y modos de juego que encontramos en este simulador de conducción, hoy nos centraremos en el sistema Drivatar, el cual nos permite competir contra un oponente que imita los movimientos de cada jugador basándose en el registro interno que tiene del mismo.

Este sistema, en esencia, se sirve de la inteligencia artificial para recrear de la mejor forma posible la forma que tiene de jugar un usuario, siendo aquí lo destacable que dicho usuario no tiene ni por qué estar conectado. Así pues, yo que sí estoy jugando puedo competir contra un amigo que está offline, pero que se moverá de forma parecida a como lo haría él en realidad. Una auténtica locura.

Un bonito ‘reencuentro’

Pues exactamente esto es lo que le ha permitido al usuario de TikTok @relaxitsjonas jugar con su pareja que, tristemente, falleció hace apenas un par de meses. Él estaba jugando al modo Drivatar cuando se topó con el avatar de ella que, por lo visto, también era una gran aficionada a este juego.

“Mi novia falleció hace 2 meses y he buscado alguna forma de conectar con ella. Forza tiene un modo offline donde puedes conducir con tus amigos de Xbox Live y ella apareció. Le dije cómo estoy, qué tan terrible me siento sin ella y lo mucho que la extraño. Duele hablarle y no obtener una respuesta”, contaba emocionado el joven a través de un vídeo subido a su perfil en la red social.

Como ya os podréis imaginar, las imágenes no tardaron en viralizarse, emocionando a miles de usuarios que se han quedado completamente en shock con esta historia (y es que no es para menos).

Ha sido tal el impacto que el joven ha acabado poniendo su perfil en privado para que solo sus amigos más cercanos puedan ver el clip. Pero lo cierto es que su historia ya había trascendido y había emocionado a muchas personas, algunas de la cuales habían pasado por situaciones similares a la suya.

No hay duda de que los videojuegos ya son algo más que un simple entretenimiento (que también), y lo cierto es que casos como este nos demuestran que, lo que a priori no es más que un juego de carreras, para otras personas puede ser casi una terapia.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta historia? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO