Los intentos de estafa a través de las nuevas tecnologías están a la orden del día. Es raro el día en el que no nos llega a nuestro correo electrónico un mensaje diciéndonos que nos hemos ganado un sorteo o nos etiquetan en una publicación de Instagram asegurándonos que tendremos un iPhone 13 por un par de euros.

Teniendo en cuenta todo esto, es normal que la Policía Nacional esté cada dos por tres alertándonos de alguna nueva estafa… y hoy le ha tocado el turno a las llamadas telefónicas (por aquello de tirar por lo tradicional).

La estafa en cuestión consiste en que, de la nada, recibimos una llamada en la que los delincuentes se hacen pasar por técnicos de Microsoft y, a través de una serie de recomendaciones, nos harán descargarnos un programa que, en realidad, es un software malicioso para infectar nuestro ordenador.

Una vez instalado ese programa en nuestro terminal, podrán acceder al mismo de forma remota y, por lo tanto, hacer lo que les dé la gana con él: desde obtener nuestras contraseñas a monitorear nuestra actividad.

Adiós privacidad

La llamada en cuestión es de lo más ‘formal’ y lo primero que escucharemos será a un supuesto trabajador de Microsoft identificándose como tal… aunque en inglés. Pasados unos momentos, le pedirá a la víctima que se espere un momento, ya que nos pasará con alguien para que nos atienda en español.

En ese momento se pondrá una persona que nos hablará con un castellano bastante rudimentario y nos pedirá que encendamos el ordenador. Nos dirán algo parecido a esto: “Presiona esta tecla de colgar y yo bloquear tu ordenador para siempre, tú no poder trabajar en el ordenador para siempre”. Así pues, lo mejor es que cuelgues en ese preciso momento.

Aquí tienes un caso real

Esta alerta llega por parte de la Policía después de que la OCU alertase del auge que están viviendo los intentos de estafa a través del teléfono. De hecho, famoso es el ‘timo de la doble llamada’ en el que, básicamente, nos lían para que nos cambiemos de compañía telefónica.





Esta última estafa es todavía más compleja. Primero recibimos una llamada de un supuesto empleado de nuestra actual compañía telefónica en la que, básicamente, nos informan de que sufriremos una subida en nuestra tarifa.

Al poco tiempo, recibimos otra llamada de otra compañía en la que se nos ofrece una mejor tarifa si nos cambiamos en ese preciso momento. Como podréis ver, esto no es más que un enrevesado truco para engañarnos.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO