Hasta hace bastante poco, la maternidad estaba considerada casi un tabú. Muchas mujeres tenían que criar a sus hijos fingiendo que todo era estupendo y sin poder quejarse de absolutamente nada, porque si no eran consideradas malas madres por una gran parte de la sociedad. Por suerte, esta barrera se está rompiendo poco a poco y cada vez es más normal ver situaciones en público como la de una madre dándole el pecho a su bebé.

Por otra parte, la llegada de la pandemia revolucionó por completo la televisión. Las conexiones en directo con gente que estaba en sus casas se convirtieron en una constante y aún a día de hoy se siguen dando estas situaciones. Las videollamadas han venido para quedarse. Incluso en varios momentos, algún presentador ha tenido que trabajar desde su propia casa, como Ana Rosa Quintana o Risto Mejide.

«Oh, tu bebé, ¿Va a aparecer?», le preguntó el productor del programa

En Estados Unidos, una presentadora que se llama Rebecca Schuld ha tenido que vivir una situación bastante parecida. Actualmente, la mujer trabaja como meteoróloga dando el tiempo en WDJT-TV, un canal afiliado a la CBS. Debido a los protocolos de la pandemia sanitaria, la presentadora tenía que trabajar desde casa. Le habían montado un set en su vivienda con un chroma verde y desde allí daría el tiempo.

Además, la mujer ha sido madre por primera vez hace 13 meses, por lo que tendría que estar pendiente tanto de su hijo como de trabajar al mismo tiempo. A tan solo tres minutos de comenzar el directo, la madre no tuvo más remedio que coger al bebé en brazos para atenderle, ya que se acababa de despertar de una de sus siestas. Rebecca no dudó en juntar su faceta de madre y profesional sin que una afectase a la otra.

«Estaba a solo unos minutos de tener mi próxima transmisión meteorológica y mi bebé acababa de despertarse. Me acerco a mi pantalla verde. La estoy abrazando y nuestro productor dice: ‘Oh, tu bebé, ¿Va a aparecer?’ Estaba muy segura de que se iba a comportar porque acababa de tomar una larga siesta, así que sabía que estaría feliz. Dije, ‘¡Claro!’«, ha querido contar ella sobre lo sucedido.

«Esta es la vida real», explicó Rebecca

Sin duda, la conciliación y el teletrabajo son dos cosas que a veces conectan muy bien entre sí, pero lo cierto es que no siempre es la solución ideal. De eso también ha querido hablar Rebecca: «Esta es la vida real. Esto es lo que todos los demás también están haciendo. Trabajo, sus hijos están enfermos o sus hijos están llorando en el fondo».

Su imagen ha dado la vuelta al mundo y gracias a ella se han normalizado situaciones a las que muchas madres y muchos padres tienen que hacer frente cada día: «Puedo realizar múltiples tareas y seguir cuidándola y estar presente en su vida».





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: UPSOCL

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO