Monica Bellucci comenzó haciendo sus primeros pinitos delante de las cámaras cuando tan solo era una niña. A los 16 años empezó a hacer carrera como modelo mientras lo compaginaba con sus estudios. Finalmente, por incompatibilidad de agendas, la italiana abandonó la universidad y decidió centrarse en el mundo de la moda. De ahí en adelante trabajó para importantes firmas como Dolce & Gabbana o Elle.

Al poco tiempo de triunfar como modelo en ciudades como París o Nueva York, el mundo de la interpretación le resultó muy atractivo y comenzó a formarse como actriz. A principios de los 90s debutó en el cine con ‘Vita coi figli’ y desde entonces acumula decenas y decenas de títulos cinematográficos en su filmografía. Películas como ‘Drácula, de Bram Stoker’ o ‘Matrix Revolutions’ la consagraron como actriz.

Monica Bellucci es uno de los mitos eróticos de la industria del cine

Una vez en Hollywood, la modelo destacó por su belleza y el mito de la sex symbol se empezó a formar. Su físico se convirtió en una de sus mejores armas frente a las cámaras, pero siempre ha tenido que luchar para ser valorada también por su indiscutible talento como intérprete. Ya han pasado bastantes años desde aquella época y el mito sigue al pie del cañón, trabajando, como siempre ha hecho.

«Tengo casi 53 años y sigo trabajando, así que no creo que se trate solo de belleza. La belleza puede ayudar, pero la verdadera belleza es un estado mental. Si no eres hermosa por dentro, es difícil estarlo por fuera«, declaró hace 4 años para El País. Bellucci acumula muchos premios en las estanterías de su casa y a lo largo de su carrera ha demostrado que Hollywood no lo es todo. La actriz ha trabajado mucho en el cine europeo.

Actualmente tiene 57 años y sigue acumulando éxitos en su currículum. En los últimos años ha decido centrarse en un tipo de cine más independiente, evidenciando que no solo está preparada hacer películas comerciales, en las que ha brillado siempre. En los últimos años ha hecho películas como ‘Les Fantasmes’, ‘The Man Who Sold His Skin’ o ‘Spider in the Web’. Su vida personal sigue encauzada y es que, además, ahora es el principal referente de una de sus hijas.

Su hija, Deva Cassel, sigue los pasos de la actriz

En septiembre de 2004, Monica Bellucci y su exmarido Vicent Cassel tuvieron a su hija Deva. La joven ya tiene 17 años y parece que quiere seguir los pasos de su madre. Tal es así que ya ha trabajado con importantes formas como Dior o Dolce & Gabbana. Además, Deva ya ha sido portada de conocidas revistas como Vogue, Haper’s Bazaar o Galmour.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Deva Cassel (@d.casseluxxi)

Está claro que la hija de Monica Bellucci va a dar mucho que hablar en los próximos años y es que ha heredado la belleza de su madre. De momento, estaremos muy pendientes de los pasos de ambas porque no queremos perdernos ni un solo detalle de sus carreras profesionales.





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO