Con el paso de los años, le cárcel se ha convertido en un espacio tenebroso y misterioso capaz de captar la atención de muchas personas. Para muestra, el éxito de series nacionales e internacionales como ‘Vis a vis’ o ‘Orange is the new black’. Además, programas de televisión como ‘Encarcelados’ triunfaron en la pequeña pantalla.

Es indiscutible que la historias de las cárceles generan interés entre una gran parte del público. Por eso, hoy te traemos una historia que com mínimo, no te dejará indiferente. Si creías que ya lo habías visto u oído todo con respecto a los presos, prepárate, porque vas a flipar con la manera en la que un hombre dijo haber podido tener 4 hijos durante los 15 años que estuvo en la cárcel.

«Sacamos el esperma de contrabando a través de la cantina», ha contado el preso

En el año 2006, Rafat Al-Qarawi fue detenido por la policía por su relación con distintas actividades terroristas en la Segunda Intifada con Israel. Con el paso del tiempo fue juzgado y, como era de esperar, lo condenaron a 15 años de prisión. Una de sus mayores preocupaciones cuando conoció la noticia fue la posibilidad de tener que renunciar a su sueño de formar una familia en los próximos años.

Debido a su tipo de condena, el hombre no pudo salir ni un solo día de la cárcel ni podía concertar los famosos vis a vis. El no poder tener contacto físico con su mujer, complicó la situación con respecto a su sueño, pero Rafat no se rindió y continuó ingeniando cómo poder ser padre. Ahora, que Al-Qarawi ha salido de la cárcel, el expreso ha contado todos los detalles acerca de una de las mayores aventuras de su vida.

El hombre ha contado que consiguió sacar su esperma fuera de la cárcel en bolsas de patatas fritas. Posteriormente su esposa recogía la mercancía y la llevaba a una clínica de infertilidad para que la inseminaran: «Sacamos el esperma de contrabando a través de la cantina. El prisionero palestino da a su familia cinco artículos en una bolsa. Es como ir a un supermercado y querer dar algo a tu familia, un regalo, caramelos, galletas, zumo, miel, lo que quieras».

Algunos científicos aseguran que esta práctica no es posible

Después de introducir el esperma en las bolsas, se volvían a sellar y se marcaban para que no hubiese confusiones. Debido a que volvían a estar cerradas, era imposible que fuesen interceptadas por los funcionarios que trabajan en la cárcel. «La que viene a recibir la muestra es tu madre o tu mujer. Por supuesto, todos llevan su nombre escrito en la bolsa. La familia sale de la prisión con la bolsa y va al Centro Médico Razan para la inseminación», ha explicado a los medios.

A pesar de las palabras del expreso, algunos científicos afirman que esta práctica es totalmente imposible. Al parecer, el esperma solo puede durar vivo fuera del cuerpo humano durante unos segundos. Esta teoría pone en duda la veracidad de las palabras de Rafat Al-Qarawi.





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO