El pasado mes de diciembre estuvo marcado por las Navidades, el rebrote de la pandemia y, sobre todo, por el comunicado de la agencia espacial china en el que anunciaba el hallazgo de un extraño ‘cubo’ en la Luna. Las imágenes, tomadas por el vehículo espacial Yutu 2, mostraba en el horizonte lunar un objeto extraño, con una forma tremendamente inusual para un paisaje que, en teoría, estaba deshabitado.

Esa ‘cabaña misteriosa’, como fue bautizada entonces por los científicos asiáticos, desató un montón de teorías que iban desde lo científico (una roca con una forma peculiar) hasta lo más fantástico (la prueba inequívoca de que había seres vivos en la luna). ¿A que no adivináis quiénes tenían razón?

Lo cierto es que la imagen presentaba muy poca nitidez debido a que se tomó desde lejos y estaba aumentada de forma digital. Ello provocaba que, en el horizonte, se viese lo que parecía una estructura de piedra cuadrada que parecía más un objeto artificial que uno producido por la natural erosión del terreno.

Esta fotografía, además, estaba tomada en la cara oculta de la Luna como una forma de la agencia espacial china de evaluar los impactos de meteoritos en esa zona tan misteriosa para el común de los mortales. Todo se juntaba para que la gente se pusiese a especular como si no hubiera un mañana.

Fue entonces cuando se supo que la Yutu 2 se estaba acercando al objeto y que pronto tendríamos una fotografía mucho más próxima del mismo, pudiendo así zanjar cualquier misterio al respecto… y todo el mundo se ha llevado una gran decepción: se trata de una simple roca pequeña, con un tamaño muy inferior al imaginado.

“La ‘cabaña misteriosa’ resultó ser muy pequeña cuando el vehículo se acercó, y los conductores no pudieron evitar sentirse un poco decepcionados”, explicaron con sentido del humor los responsables del proyecto en el diario público de la misión (es curioso cómo es el sentido de humor de los científicos chinos).

Esta es la roca vista de cerca:

Y es que, no contentos con tirar por Tierra nuestras ilusiones de haber descubierto vida extraterrestre, le dieron un giro más a la broma, reconociendo que no era una ‘cabaña misteriosa’, pero sí otra cosa no menos fascinante:

“Cuando todos estábamos decepcionados, uno de los conductores miró fijamente la imagen ampliada, se tapó la boca y exclamó: ¡Dios mío! ¡Esto es… un conejo de jade! Un conejo realista apareció a la vista de todos. Las piedras esparcidas frente a él parecían una zanahoria, y las cuentas de piedra redondas de detrás se asemejaban a restos de comida. Es la escena de un conejo a punto de comer. La imagen es muy divertida e hizo reír a la gente”, señalaron desde el diario de la misión. Unos cachondos.





A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Decepcionados? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Europa Directo.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO