Mantener una relación sentimental con otra persona tiene un montón de cosas positivas: pasar momentos inolvidables delante de puestas de sol, compartir la cuenta de Netflix o poder dejar de hablar solo contigo mismo delante del espejo. Pero lo cierto es que esto, como todo en esta vida, también tiene un lado más ‘oscuro’. Cosas como tener que compartir postre, tener que pintar el espejo de negro para nunca más interactuar con tu propio reflejo y, sobre todo, que dos personas, por desgracia, no siempre se entienden (no como con tu reflejo, pero ese es otro tema).

Heart Love GIF by Declan McKenna

La falta de entendimiento es algo inevitable en la convivencia con otra persona. La sensación de que la otra persona no se está poniendo en tu lugar y que, por tanto, no está entendiendo lo que tú estás sintiendo es algo normal y prácticamente inevitable en cualquier relación. Esto no implica que sea algo deseable, pero resulta del todo imposible coincidir con otra persona al 100% y, en este sentido, el truco está en minimizar esto lo máximo posible. Y por eso estamos hoy aquí.

A pesar de las desavenencias se puede llegar a un entendimiento, y esto es algo que la psicóloga Holly Parker ha explicado para la revista Psychology Today. La profesional de la salud mental ha dado unas claves para poder llegar de la forma más óptima posible a un entendimiento con tu pareja.

Un acto de introspección

¿Cuál es el primer paso? Pues, como suele ser habitual, mirarse a uno mismo. Es muy probable que la falta de entendimiento no sea culpa de una sola de las partes, por lo que es necesario mirar primero en lo que estamos fallando nosotros que, en parte, es realmente lo único que podemos controlar.

Aquí la clave es analizar y determinar si estamos comunicando nuestras ideas de la mejor forma posible.

Tracee Ellis Ross Couple GIF by HULU

“La capacidad de nuestra pareja para captar lo que estamos sintiendo y pensando está relacionada con la claridad con la que les estamos comunicando esas ideas y sentimientos”, asegura Parker, basándose en un estudio de investigación de la American Psychological Association.

Lo habitual es que pensemos que estamos comunicando lo que nos pasa de una forma cristalina… pero lo más probable es que estemos equivocados. Trasmitir lo que tenemos en la cabeza no es tan fácil y, para hacernos entender, dependemos de una correcta elección de palabras, del tono adecuado y del contexto idóneo, entre otras cosas.

Según el mencionado estudio, los miembros de la pareja solo captan correctamente lo que la otra persona quiere transmitirle entre un quinto y un tercio de las veces, cosa que deja un margen bastante grande a los malentendidos.

Para llegar a esta conclusión, grabaron a parejas discutiendo sobre temas en los que no estaban de acuerdo. Más tarde, les enseñaron la grabación sin que estuviese el otro presente. Mientras les enseñaban esto, los investigadores les pidieron que, paralelamente, explicasen lo que estaban sintiendo y pensando en cada momento para medir el nivel de claridad con el que estaban expresando sus ideas.

Real Housewives Of Orange County Discussion GIF

El experimento, como habréis podido comprobar, demostró que lo que las parejas decían durante la discusión, por lo general, no correspondía exactamente con lo que querían transmitir, por lo que la comunicación estaba siendo defectuosa y, por lo tanto, era casi imposible llegar a ningún tipo de acuerdo.

El consejo de Parker para intentar solucionar esto es sencillo: «Permítete hacer una pausa en ocasiones y compartir lo que crees que tu pareja podría estar tratando de decir o lo que crees que estás sintiendo», un simple ‘paso extra’ que, potencialmente, nos permitirá tener conversaciones más claras y que vayan más directamente a la solución y no generen otros problemas.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 



Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO