Hafþór Júlíus Björnsson, el otrora hombre más fuerte del mundo, está irreconocible. El islandés, que se dio a conocer en todo el mundo por dar vida a Sir Gregor Clegane, La Montaña, en ‘Juego de Tronos’, empezó hace un tiempo un proceso de cambio que, como veréis ahora, podría ya estar llegando a su fin.

Todo esto comenzó cuando cuando el deportista anunció que se iba a enfrentar en un combate de boxeo con Eddie Hall, su histórico rival en el mundo del alzamiento de peso. A partir de ese momento, ambos empezaron a entrenarse en esta disciplina y, como os podréis imaginar, lo primero era empezar a perder peso.

Un cambio de vida radical

Y es que ser el hombre más fuerte del mundo implica tener encima muchos, pero que muchos kilos de músculo. Björnsson tuvo en varias ocasiones el título de World’s Strongest Man, cosa que para él sigue siendo todo un orgullo, pero, como bien ha confesado en varias ocasiones, su ritmo de vida, dieta y entrenamientos eran insostenibles.

A partir de entonces, el ahora luchador empezó a cambiar por completo su rutina deportiva, su dieta y, por lo tanto, su vida. Se estuvo preparando durante meses y, de hecho, el esperado combate se debió haber celebrado el pasado mes de septiembre de 2021, pero una inoportuna lesión de su rival provocó su aplazamiento hasta una fecha que todavía no está del todo clara.

Esto, que podría ser considerado ya casi como una excusa, le ha permitido al actor tener una vida de ola que está mucho más contento. “Me siento diez veces mejor que cuando pesaba 205 kilogramos. Más fuerte, con más energía y mejor concentración”, ha comentado en algunas de sus intervenciones en medios.

¿Qué cuánto peso ha perdido hasta el momento? Pues gracias a su última publicación en Instagram, lo podemos saber con total exactitud: ahora mismo está en los 145 kg. “Es el peso más ligero desde que tenía diez años», confesó es islandés en su publicación.

“Mi forma física y resistencia han mejorado drásticamente en esta preparación. Además, mi cuerpo no tiene molestias ni dolores”, escribió Björnsson al pie de su publicación en Instagram, donde ya acumula más de 3.7 millones de seguidores.





Respecto al proceso que ha seguido durante todo este tiempo, el Thor en la vida real confesó que la clave estaba en ‘la forma de ser de los islandeses’:

“Pertenecemos a un país pequeño, pero queremos ser recordados como gente fuerte que se enfrenta a condiciones difíciles en el día a día. Es nuestra mentalidad. Es el deseo de no abandonar y superarnos”, explicaba en un vídeo. Lo cierto es que, viendo estas imágenes, Eddie Hall lo va a tener muy complicado en el cuadrilátero (si es que finalmente se enfrentan, claro).

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥