La historia del Libro Guinness de los Récords se remonta muchos años atrás. Fue en el año 1955 cuando a un grupo de cazadores se les ocurrió la idea de ir recopilando los datos más increíbles y llamativos sobre cosas como cuál era el pájaro más rápido de Europa. De esta manera, en agosto de ese mismo año se publicó por primera vez el libro y fue todo un éxito en ventas. Desde entonces, Guinness World Records es una de las marcas más reconocidas a nivel mundial.

Dentro del libro se encuentran las cifras más sorprendentes y aún a día de hoy se siguen actualizando con el paso del tiempo. Incluso si a ti mismo se te ocurre algún récord que quieras batir y creas que puedes lograrlo, estás a tiempo de hacer historia en cualquier momento. Sin pretenderlo, la protagonista de la siguiente historia ya ha quedado registrada en el Libro Guinness de los Récords.

«Me sentía muy mal por mi estatura», ha confesado Renny

Rentsenkhorloo Bud es una mujer de Mongolia, que tiene 29 años, a la que todos conocen por Renny. La joven jamás ha pasado desapercibida por una característica física que hace que todas las miradas se dirijan hacia ella. Desde bien pequeñita, sus proporciones eran algo distintas a las de los demás, pero hoy en día eso le ha hecho hacer historia como la segunda mujer con las piernas más largas del mundo.

La mujer tiene una estatura de 2,05 metros de largo aunque, lógicamente, lo que más llama de ella es la longitud de sus piernas, que miden, nada más y nada menos que, 1,32 metros. Por motivos que saltan a la vista y sin necesidad de medir sus extremidades, Renny pasó directamente a ser considerada una de las mujeres con las piernas más largas del mundo.

Renny ha contado que su camino no ha sido nada fácil y dice haber tenido que vivir situaciones que no le hacían sentir bien: «Cuando era más joven me sentía muy mal por mi estatura. Algunas personas me hicieron sentir incómoda, pero hoy en día me ven como única, por eso me siento tan bien«. La joven ha reconocido haber sentido bastante complejo por sus piernas, algo que ya ha superado.

Renny ya ha superado todos sus complejos y está orgullosa de sí misma

Actualmente Renny reside en Chicago y ahora luce orgullosa sus piernas cuando pasea por la calle, incluso hay personas que la paran para fotografiarse junto a ella. «Las cosas buenas vienen en talla grande», ha dicho orgullosa sobre ella misma. Ahora ya forma parte del Libro Guinness de los Récords y eso es algo que no olvidará nunca.

Una de las cosas que más problemas le ha causado a la joven a lo largo de toda su vida, además del complejo, ha sido encontrar ropa para poder vestirse. Conseguir pantalones y faldas para ella no ha sido nada fácil, pero todo apunta a que ya ha dado con la solución y luces orgullosa su cuerpo.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: OkChicas

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO