Desde que Sofía Suescun concursó en la edición número 16 de ‘Gran Hermano’ no ha dejado de estar de actualidad. La de Pamplona entró a la casa más famosa de la televisión junto a su madre, Maite Galdeano, y ambas revolucionaron Guadalix de la Sierra. Las aventuras de la hija y la madre cautivaron a miles de espectadores que convirtieron a Sofía en la flamante ganadora de la edición. La joven se hizo con los 300.000 euros del premio.

Su breve romance con Suso interesó a lo seguidores del reality presentado por Mercedes Milá y terminó por ser una de las colaboradoras habituales de los platós de Telecinco. Cuando la pamplonesa fichó por ‘Supervivientes’, sus compañeros temieron que repitiese la jugada y se alzase como ganadora por segunda vez consecutiva. Las playas de Honduras no descansaron ni un solo día durante el concurso de Sofía, donde se peló con casi todos los concursantes.

Sofía se inyectó bótox en la nariz para corregir uno de sus gestos

Una vez más, Sofía ganó el premio y se coronó como la reina de los realities, pero todo tiene un final. Cuando la influencer entró de nuevo en la casa de ‘GH: Dúo’, no corrió la misma suerte y rompió su racha como ganadora concursos de telerrealidad. A pesar de eso, Sofía continuó apareciendo en televisión y comenzó una relación con el extronista Kiko Jiménez, también colaborador de ‘Sálvame’. La hija de Maite rompió con la agencia de representación de Telecinco y, de esa manera, misteriosamente dejamos de verla en televisión.

A pesar de ello, su salida de la cadena no ha impedido que actualmente se dedique a las redes sociales, donde ya acumula más de 1,3 millones de seguidores. Precisamente en su cuenta de Instagram, Sofía se dedica a compartir con sus seguidores innumerables momentos de su vida privada y es que tanto su madre como su hermano y su novio dan perfectamente para un reality solo con ellos.

Allí, Sofía ha hablado de sus nuevos retoques estéticos. Antes de terminar el año, decidió inyectarse bótox en la nariz para inmovilizársela. Al parecer, cuando Suescun hablaba hacía un gesto con la nariz que le generaba complejo. «Me han recomendado darle un pinchacito de ácido para subirla ligeramente y otro pinchacín de bótox para no moverse tantísimo», ha contado para sus seguidores.

Además, se ha puesto más bótox en la mandíbula por el bruxismo

A los pocos días, la ganadora de ‘Gran Hermano’ ha vuelto a su clínica de estética favorita para hacerse un nuevo retoque. Esta vez, Sofía quería combatir al bruxismo, que es «un trastorno en el que rechinas, crujes o aprietas los dientes. Si tienes bruxismo, es posible que, de manera inconsciente, aprietes los dientes cuando estás despierto o mientras duermes».

De esta manera, la mandíbula de Sofía queda relajaba. Ya no tiene por qué apretar tantos los dientes y los dolores serán mucho menores. Desde luego que, como siempre, estaremos muy pendientes de todos los pasos que dé la influencer para estar al tanto de todas sus novedades.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.





Fuente: Semana

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO