Los habitantes de San Francisco, Estados Unidos, llevan meses lidiando con otra pandemia: la de los robos en los interiores de los coches. En estos últimos años, este tipo de hurtos ha aumentado hasta en un 200% y, precisamente por esto, los habitantes de la zona se las han tenido que ingeniar con métodos de lo más extravagantes para intentar reducir esta cifra y, dentro de lo posible, no sufrir más robos. Pero es que claro, aunque las intenciones sean muy buenas, los resultados no siempre acompañan.

Una de las recomendaciones que se suele hacer para el tema de los robos es que lo mejor es no dejar nada a la vista, ya que estaríamos dándole todas las facilidades al ladrón para que rompa el cristal y se lleve lo que allí encuentre. No dejar nada a la vista implica minimizar las posibilidades de que alguien decida amargarnos el día.

En este sentido, los robos, por lo que nos indica la cifra anteriormente mencionada, no han disminuido ya que, de igual forma, los ladrones acceden a los vehículos para registrarlos y encontrar cosas que, potencialmente, puedan estar escondidas.

Ante esta situación, muchos conductores han tomado medidas desesperadas con tal de frenar esta oleada de robos… y algunas son bastante descabelladas, como veremos a continuación.

Un método cuestionable

Lo que se ha puesto de moda ahora es dejar la puerta del maletero completamente abierta con tal de, básicamente, mostrar a los ladrones que no hay nada que robar y que, de este modo, no rompan los cristales del coche para comprobarlo. ¿Funciona la honestidad en este caso? Pues la cosa no está tan clara.

Y es que muchas personas, además de dejar el maletero abierto, ponen un cartel anunciando que no hay nada que robar: «Por favor, utilice las puertas», señala uno de los carteles, mientras que otro pide: «¡Por favor, no rompa los cristales! No hay nada dentro». Si de algo son sintomáticos estos carteles es que la situación es desesperada para muchas personas.

¿Qué ha pasado ahora? Pues que la policía del condado ha desaconsejado por completo realizar esta práctica, a la que no ha dudado en catalogar de una “invitación al desastre”. Según señalan en un comunicado, dejar el maletero abierto es una invitación a robar cualquier cosa del vehículo: «Podrían robar las baterías y los neumáticos o entrar en la guantera y averiguar dónde vive», advirtió el exsubjefe de policía de San Francisco en en el canal norteamericano ABC 7.

Como os podréis imaginar, la gente de San Francisco está desesperada y no ha dudado en acusar a su alcalde, al cuan han calificado de ‘demasiado blando’ con el crimen y, más concretamente, con este tipo de robos.





A vosotros, ¿qué os parece esta técnica ‘antirrobo’? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO