Hoy os contaremos la historia de Troy Casey, un estadounidense de 55 años que ha sido noticia por la peculiar ‘fórmula’ que a la que recurre para mantenerse en forma.

Casey comenzó su carrera como modelo cuando tan solo tenía 20 años y reconoce que, en aquel entonces, no cuidaba su alimentación. «Cuando empecé a modelar en mis veinte años, estaba viviendo la alta vida, de fiesta en Milán, Nueva York y Londres y no cuidándome a mí mismo. Como resultado, me hinchaba«, confiesa.

Llegó un punto en el que decidió tomar cartas en el asunto y empezó a informarse sobre terapias poco convencionales que pudieran mejorar su salud física. Una de ellas era el método de Shivambu, que consistía básicamente en ingerir su propia orina.

Su primera vez

Un día, inició un viaje en carretera y tenía tantas ganas de mear que decidió orinar en una botella vacía que tenía en su vehículo. Casey, conocedor del método y sintiendo una gran curiosidad, no dudó en probar su orina por primera vez.

Y la sensación no fue nada mala. «La primera vez que probé mi propia orina, conducía desde San Francisco hacia Los Ángeles. Está a cinco horas en coche. No quería parar para ir al baño, así que me oriné en una botella y la bebí. No estaba tan mal. Beber mi propia orina, no fue tan malo como la barrera mental en mi propia mente«, asegura Casey.

A Casey le gustó tanto que lo ha convertido en una rutina desde 2008. Él asegura que la orina contiene aminoácidos y minerales que fomentan una buena salud y, por tanto, mejorarían su estado físico. Le gusta tanto que incluso confiesa que podría vivir solo tomándose su orina… de hecho, durante una semana se alimentó solo de ella.

Diferentes usos para la orina

Pero no solo eso: también fermenta su orina y la usa como enema. «Los enemas de orina con muchos años son muy poderosas para tu salud, conseguí mi tableta después de tomarlos», asegura.





Otro uso que da a su orina es el de crema hidratante, ya que cree que ayuda a verse más joven. «Me lo pongo en piel, sobre todo cuando estoy en la playa, y es muy electrificante y fortalecedor», confiesa.

Más que la eterna juventud

Casey, que actualmente reside en Arizona, asegura que la orina es «la fuente de la juventud» y está convencido de que «la mayoría de personas no aparentan ni se sienten como él a su edad«.

Teniendo en cuenta su propia experiencia, no entiende por qué la gente es tan escéptica: «¿por qué la gente tiene miedo de probar su propia orina?«, se pregunta. Y es que Casey quiere mandar el mensaje de que el secreto para una buena salud está en nosotros mismos.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: upsocl nypost metro

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO