En las películas de Hollywood acostumbran a aparecer muchos números de teléfono y, por lo general, estos empiezan por el prefijo ficticio 555. Esto está hecho con una intención muy clara: evitar que se cuelen números de teléfono reales y pasen cosas como las de la historia que os traemos hoy.

Happy Call Me GIF by Looney Tunes

Y es que la gente, que es ociosa por naturaleza, cuando ve un número de teléfono en una película o una serie (sobre todo si esta es muy famosa), siente la tentación de marcarlo en su móvil para ver si hay alguien al otro lado de la línea. Si el prefijo es 555, el teléfono dará error, pero, si no lo es, puede que alguien se ponga al otro lado del aparato. Un buen ejemplo de esto es lo que le pasó a ‘El Juego del Calamar’ con el número que aparecía en la tarjeta, que pertenecía a una señora que acabó harta de las llamadas de los fans.

Los encargados de hacer grandes producciones, que son muy de no aprender nada, no tomaron nota de esto y ahora, a ‘Don’t Look Up’, la nueva producción de Netflix con Jennifer Lawrence y Leonardo DiCaprio al frente, le ha pasado algo muy parecido… solo que con un giro final bastante más perturbador.

Ariana Grande Facepalm GIF by NETFLIX

El film dirigido por Adam McKay se estrenó en la plataforma el pasado 24 de diciembre y, desde entonces, ha sido todo un éxito. En medio de la cinta, como puede que recordéis si la habéis visto, se ofrece un número de teléfono al que la gente puede llamar para resolver sus inquietudes sobre el asteroide que está a punto de colisionar contra la Tierra. En esta captura podéis ver que el número se muestra en todo su esplendor:

Como ya habréis podido leer en el tweet, la gente que llamaba a ese número lo que se encontraba era una línea erótica. «Enhorabuena a No mires arriba por hacer que la línea telefónica para prevenir el estrés por asteroides esté vinculada a un número de solteros calientes en tu zona», señalaba el usuario encargado de compartir la captura.

Por lo que se ha podido leer en redes sociales, muchas personas llamaron a este número pensando que ahí podrían encontrar algún contenido relacionado con la película… pero lo cierto es que, en ocasiones, la realidad es algo más perturbadora.

Algo no encaja en todo esto

Y es que ese número de teléfono (1-800-532-4500), por lo visto, no siempre perteneció a la compañía que lo utiliza en la actualidad. Según el testimonio de otro tuitero, que afirma haber llamado el día 25 de diciembre (un día después del estreno de la película), cuando él llamó, el número pertenecía a una línea directa de colecta de donaciones para gastos médicos. «Qué forma más chula de hacer spam», escribió por aquel entonces.





No pasó mucho tiempo hasta que empezaron a surgir respuestas a este post de personas que aseguraban que, al haber llamado, lo que se habían encontrado era una línea de sexo telefónico. «¡He vuelto a llamar y ahora es un teléfono de sexo!», comentó el mismo usuario en una publicación posterior.

Esto es algo que le pasó a varias personas y, por lo tanto, no sería demasiado arriesgado teorizar con que, debido al éxito de la película, una compañía de sexo telefónico se haya hecho con la propiedad de dicho número para sacar algún tipo de rédito económico a raíz de la popularidad de la película (ya sabéis cómo va esto del capitalismo).

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Cinemanía.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO