Es muy habitual que, en una época en la que todos estamos conectados a un teléfono móvil, se produzcan situaciones como la de recibir algún mensaje extraño o una llamada de un número que no conocemos y que contactó con nosotros por error. Estas cosas, por lo general, se solucionan con un ‘se ha equivocado de número’ y punto. Pero, en ocasiones, la cosa se complica un pelín más, dando lugar a historias como la que os traemos hoy. Y es que Twitter tendrá muchas cosas malas pero, en ocasiones, nos regala auténticas maravillas.

Happy Seth Meyers GIF by Late Night with Seth Meyers

Todo comenzó cuando un joven (@soyzasca), un buen día, recibió un mensaje de WhatsApp de un número que no conocía y que pertenecía a una señora mayor que aseguraba ser su hermana. Si es que la vida nos da muchas sorpresas.

Él, de la mejor forma que pudo, trató de explicarle que no era quien ella creía y que se había confundido… pero la señora no le creía e insistía en que sí era su hermana y que le estaba gastando una especie de broma.

“Tiene mal guardado el número, yo soy un chico de 23 años”, le explicó el usuario de Twitter que ha compartido esta historia. “Eso quisieras tú”, le contestó ella, claramente pensando que él seguía con la broma.

A medida que avanzaba la conversación, él seguía sin poder convencerla de que estaba en un error. Ella llegó incluso a mandarle un mensaje de “te estás quedando conmigo”. Finalmente acabó bloqueándole y la cosa se quedó ahí.

Todo esto ocurrió en 2016 y desde entonces, David, no había dado mayor importancia a esta conversación… hasta ahora. Y es que, por lo que sea, ahora se ha animado a compartir las capturas de pantalla de aquella conversación en su perfil personal de la plataforma del pajarito azul. Y lo que ocurrió después te sorprenderá.

Y es que, con la popularización de la publicación, también llegó el plot twist definitivo para toda esta historia. Y es que el post llegó hasta uno de los familiares de la mujer y esta decidió contactar con él.





“Me han enviado este tuit y cuando lo abrí mi cara fue un poema. La señora que te escribió (nunca fue a la escuela) es mi madrina y los de la foto, son mis padres. Todos están bien. Ah y este año también hemos recogido manzanas de la pomarada… Haremos sidra”, escribió una usuaria que asegura ser familiar de la protagonista de todo esto.

El final de esta historia fue de lo más bonito y la chica se ofreció a mandarle unas botellas de la sidra casera que estaban haciendo. David, por su lado, aseguró que también les mandaría cosas de Madrid.

Y es que este son el tipo de historias que nos gustan: un final hermoso que comenzó con un error a la hora de guardar un teléfono y mandar un mensaje hace ya más de un lustro.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Alguna vez os ha pasado algo similar? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO