Todavía sigue habiendo parejas que consideran que lo más romántico que pueden hacer el uno por el otro es tatuarse cualquier cosa sobre su relación, pero muchas veces no miden las consecuencias de todo lo que puede pasar posteriormente. También es cierto que la gente cada vez le tiene menos respeto a los tatuajes en cuanto a que son recuerdos que cada uno decide dejar en su piel sin darle mayor importancia.

De cualquier manera, cada uno vive su relación de pareja como quiere y cada relación tiene unos códigos distintos que solo tienen que ser entendidos por las dos personas que forman esa unión. Atrás quedaron esos tiempos en los que llevar tatuajes era cosa de carcelarios, narcotraficantes o jugadores de fútbol. Prácticamente el mundo entero ha abrazado la tinta y, hasta en según qué sitios, lo raro es que alguien no lleve ningún tatuaje.

Decidieron tatuarse por su segundo aniversario de bodas

Los protagonistas de nuestra siguiente historia son de los que alguna vez se han tatuado a lo largo de su vida, ya no hay vuelta atrás. Ashley Carlevato y Abraham son una pareja de novios que hace aproximadamente dos años decidieron pasar por el altar para consagrar su relación. Se casaron en Miami y con el paso del tiempo han querido hacer algo significado para celebrar esos dos años felices de matrimonio.

Después de mucho pensar, la pareja decidió que tatuarse en homenaje al otro era una buena formar de celebrar su aniversario de bodas. No sabemos si después de lo que ocurrió ambos siguen pensando lo mismo, pero de cualquiera manera, lo sucedido ya forma parte de su historia de amor. Ashley y Abraham quisieron ir cada uno por su lado y posteriormente darse la sorpresa de qué era lo que se habían tatuado. Ambos estuvieron pensando hasta tener claro lo que se tatuarían.

De manera significativa, ella decidió que se iba a hacer la inicial de su marido en la parte inferior del dedo donde lleva el anillo de bodas, mientras que él prefirió tatuarse en el antebrazo la fecha de la boda en número romanos. Sí, tal cual habéis leído, en números romanos. La boda fue el 19 de enero de 2019 y el tatuador parecía tener claro los números que irían en cada lugar, pero hubo un pequeño detalle que se le escapó de las manos.

Se le olvidó separar los números de la fecha

Cuando Abrahan terminó de tatuarse se dio cuenta de que al tatuador se le había olvidado separar los números con puntos o con barras, tal y como se suele hacer siempre que se representa una fecha. Al final, en el tatuaje se podía leer: «XICMXIX». No queremos ni imaginarnos la cara de su mujer cuando se dio cuenta de lo sucedido, aunque todo apunta a que ambos se lo han tomado con humor.

@murphyandmayI knew I should have googled it for him 😭 ##murphyandmay ##tattoofail ##husbandfail ##fyp ##foryoupage ##husbandsoftiktok ##husbandcheck ##firstanniversary♬ Better – Khalid

La joven ha querido subir un vídeo contando lo ocurrido a su cuenta de TikTok y como era de esperar, el vídeo ha virado por toda la red. Actualmente ya acumula más de 2,5 millones de reproducciones y la publicación se ha inundado de cientos de comentarios divertidos sobre lo que le ha pasado a Abraham.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO