No han pasado ni 4 meses desde que antena 3 decidiese cancelar el que era uno de sus concursos televisivos más emblemáticos: ‘¡Ahora caigo!’. El espacio presentado por Arturo Valls regaló a los espectadores una década de diversión, premios y chistes malos y, cuando nadie se lo esperaba, Atresmedia decidió ponerle punto final… y lo peor de todo es que los motivos de la cancelación no estaban nada claros.

El espacio era todo un símbolo de las tardes de la cadena y, apenas sin previo aviso, desaparecía para siempre. La gente no pudo quedarse más que desconcertada y los fieles seguidores del programa tenían muchas preguntas y casi ninguna respuesta. Hasta ahora.

El motivo detrás del ‘adiós’

Ahora, pasados cuatro meses, Arturo Valls ha decidido romper el silencio respecto a la cancelación y explicar los motivos reales de la misma en una reciente entrevista para ‘Vertele’… y lo cierto es que la respuesta nos ha tranquilizado un poco. Y es que, por lo visto, la única  motivación detrás de la cancelación es que todos los implicados llegaron a la conclusión de que ya era momento de dejarlo.

En Antena 3 hubiesen estado encantados de que hubiese seguido. La idea de la cadena era que siguiera el programa”, reconoció el humorista y presentador. “Entre los dos vimos que era el momento de dejarlo ahí arriba y lo entendimos muy bien”, señaló el valenciano.

Ahora, el también actor asegura vivir mucho más relajado y sin la presión de tener que estar cada día pendiente de los datos de audiencia: “Eso es lo que más me gusta ahora, que no veo las audiencias”, asegura. “El otro día hablaba con Manel Fuentes y me decía: ‘Ayer hicimos un nosecuantos’. Pero yo ya no las miro. Eso es una dictadura”, asevera.

Y que Arturo haya decidido acabar su etapa a bordo de ese programa no quiere decir que guarde un recuerdo negativo de él, sino más bien todo lo contrario: “Fueron 10 años de un programa que me dio muchas alegrías laborales, sobre todo a nivel de tranquilidad porque en 2011 aún estaba muy presente la crisis de 2008”.

Pero es que, como suele pasar en la vida, hay etapas que llegan a su final natural… y hay que dejarlas pasar para recibir a otras nuevas: “La experiencia fue una maravilla, pero era una etapa que no entendía que estaba ya hecha. Me apetecía cambiar de registro y hacer otras cosas, aunque también me dio pena porque mucha gente se quedó huérfana por las tardes”, reconoció Valls, siendo muy conscientes de que, en este país, todos disfrutábamos un montón de sus chistes malos, sus preguntas rebuscadas y sus concursantes alocados. Le echaremos de menos siempre.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Qué pensáis de los motivos detrás de esta cancelación? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO