Parte de nuestra vida en el siglo XXI es lidiar con tecnología: tenemos móviles inteligentes, relojes inteligentes y hasta neveras inteligentes; estamos constantemente conectados a Internet de una forma u otra. Y es que, cuando nos conectamos, lo más probable es que lo estemos haciendo para entrar en redes sociales, páginas webs y otro tipo de servicios digitales. Y si algo tienen en común todos ellos es que, de una forma u otra, requieren de una contraseña para poder ‘loguearnos’.

Brain Amnesia GIF by William Garratt

Por lo general, lo único que separa nuestros perfiles personales de cualquier otra persona que quiera utilizarlos es nuestra contraseña. Es cierto que, en la actualidad, existen métodos de verificación en dos pasos y otros sistemas de biometría, pero las contraseñas escritas siguen siendo el método de autenticación más usado por todos los usuarios.

Y es que una contraseña no sirve solo para entrar a nuestro perfil de Instagram o a nuestro email, sino también para acceder a nuestro teléfono móvil o a nuestras cuentas bancarias. Y es ahí cuando la cosa se pone un poco más peliaguda.

La mayor parte de nuestra información la tenemos almacenada en la nube y, para acceder a ella, debemos tener un dispositivo con conexión a Internet e introducir nuestras credenciales junto con nuestra contraseña. Esa suele ser la única barrera que separación entre la nada y el todo de nuestra vida privada.

Pero es que claro, cuando hablamos de contraseñas concretas, la cosa se complica. Y es que, aunque lo ideal sería tener contraseñas diferentes para todas la cuentas personales que tenemos en las diversas plataformas (redes sociales, cuentas bancarias, ordenadores, etc.), lo más habitual es que una misma contraseña se repita en diversas ocasiones (o que se repita con ligeras variaciones). Y es, como podría resultar evidente, no es lo más seguro del mundo de cara a no recibir un hackeo.

Jurassic Park Hacker GIF by ScreenJunkies

Hoy, para que veáis lo imprudentes que somos con este tema, os hemos traído la lista anual que realiza NordPass sobre las contraseñas más utilizadas en 50 países, aunque nosotros nos centraremos en las 20 contraseñas más utilizadas en España.

Aquí os dejamos la lista de las contraseñas:

  1. 12345
  2. 123456
  3. 123456789
  4. 12345678
  5. 1234
  6. 111111
  7. 000000
  8. 1234567
  9. 1234567890
  10. barcelona
  11. 666666
  12. España
  13. 123123
  14. qwerty
  15. 654321
  16. alejandro
  17. password
  18. tequiero
  19. carlos
  20. daniel

Como podéis ver, estamos hablando de unas contraseñas tremendamente sencillas. Los hackers lo tienen fácil: solo tienen que probarlas y, por estadística, pueden conseguir acceso a una gran cantidad de perfiles personales de usuarios. Según señala este estudio, “75 contraseñas de las 200 más usadas en España se pueden descifrar en menos de un segundo”.





En este sentido, la solución pasa por tener unas contraseñas más complejas y, sobre todo, acompañarlas con otros sistemas de seguridad, como la autenticación en dos pasos.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo esto? ¿Ya habéis ido a cambiar vuestras contraseñas? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥