Benedict Cumberbatch se encuentra en el que, probablemente, sea el mejor momento de su carrera profesional. El actor está al borde de llevarse un Oscar (es una apuesta por mi parte, pero es que ya he visto ‘El poder del perro’) y estrena película cada tres meses: trabaja como un absoluto demente.

La semana que viene podremos verlo en ‘Spider-Man: No Way Home’, el que promete ser el estreno del año, donde volveremos a verlo dando vida al Doctor Strange, nuestro querido Hechicero Supremo… y todo esto a la espera de la secuela de su película, ‘Doctor Strange en el Multiverso de la locura’, que llegará en 2022.

Sorpresas nos da la vida

En una reciente entrevista, el actor compartió la que es una de sus experiencias más traumáticas. En 2004, mientras se encontraba en Sudáfrica rodando la miniserie ‘Los confines de la Tierra’ para la BBC, fue secuestrado y atracado en una situación terrible en la que su vida peligró seriamente.

«Paramos, y de repente de entre los arbustos salieron estos tipos y nos metieron en el coche, siguieron conduciendo y saquearon el coche… Hubo insinuaciones de una pistola, pero no me di la vuelta para verla porque en ese momento estaba fuera del coche.»

Pero es que la cosa no se quedó en un simple atraco: «Luego me metieron en el maletero del coche y en un momento me ataron los cordones de los zapatos a las muñecas … Al final, nos dejaron solos una vez que les dimos las tarjetas y el dinero. Pero como teníamos que llevar la tarjeta a un cajero, todo duró unas dos horas y media«.

Una experiencia que lo transformó por completo

Cumberbatch contó que él y todos sus compañeros de reparto que resultaron víctimas del atraco quedaron absolutamente conmocionados por todo lo ocurrido. Por suerte y a pesar de las pérdidas materiales y del susto, todos resultaron ilesos y no hubo que lamentar mayores daños.

Eso sí, la experiencia resultó transformadora y el actor cambió por completo su perspectiva vital tras lo ocurrido. Benedict empezó a buscar formas de que su vida fuese más especial, explorando experiencias más intensas; él no quería que su vida, que podía acabarse en cualquier momento, fuese normal.





Y es que el actor no podría estar más de enhorabuena: está a tope con su paso por el UCM, tiene varias películas para estrenar y, recientemente, lo hemos podido ver en una de sus mejores interpretaciones en ‘El poder del perro’, con la que, sinceramente, yo apostaría por un Oscar.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥