Álvaro Morte es uno de los actores españoles del momento. Su papel de el Profesor en ‘La Casa de Papel’ ya es historia de nuestra televisión… y todo eso teniendo en cuenta que, de joven, su proyección como profesional era muy diferente: empezó a estudiar ingeniería, pero muy pronto se dio cuenta de que lo suyo era la interpretación y no dudó en seguir ese camino.

Sabiendo que quería vivir su vida delante de una cámara, abandonó sus estudios y se desplazó hasta Finlandia para estudiar teatro. Todo iban bien encaminado hasta que, a los 30 años, por desgracia, le detectaron un tumor cancerígeno en el muslo izquierdo. De repente, su vida había tomado un giro inesperado que cambiaría su percepción de todo por completo.

Pasar por todo lo que pasó hizo que el actor se tomase la vida de otra forma: «Yo tengo muchísimo por celebrar. Soy una persona muy optimista y siempre he intentado ver el lado positivo de las cosas y de la vida», aseguró el actor hace unos días en una fiesta de Moët Chandon a la que fue invitado.

Una mentalidad positiva: la clave

Respecto a lo peores momentos que le ha tocado vivir, el actor ha asegurado que siempre ha intentado mantener una mentalidad positiva: «Creo que lo inteligente en la vida es saber encontrar esas cosas por las que brindar y yo tengo muchas».

Respecto a la enfermedad que tuvo que afrontar al llegar a los 30, Morte asegura que la actitud que tomó en aquel momento le fue de mucha ayuda y se lo toma todo con mucha filosofía:

«Son escollos que suceden en la vida, que forman parte de ella y hay que enfrentarse a ellos. Ya está. Creo que cada uno se puede enfrentar a esta enfermedad como quiera, como pueda y como su cabeza se lo permita. Pero sí, en aquel momento, a mí me ayudó tener una actitud más feliz, por decirlo de alguna forma».

Álvaro nunca ha sido muy dado a hablar de su pasado, pero en las pocas ocasiones que se ha referido a la enfermedad que padeció lo ha hecho intentando mandar un mensaje de positividad. Para él, lo peor de estar enfermo es ‘sentirse enfermo’, por lo que él optó por ‘sentirse vivo’.





«Al principio creía que me iba a morir, que me cortaban la pierna…Y no ha pasado nada. Pero en ese tiempo pensaba: si me muero dentro de tres meses, ¿puedo hacerlo tranquilo? ¿He respetado a la gente que me rodea y que me quiere? ¿He sido fiel a mis principios?», reflexionó el actor en aquel momento sobre su situación y esto, como os imaginaréis, cambió por completo su forma de enfocar su vida y todos los días que llegaron posteriores a su enfermedad.

A vosotros, ¿qué os ha parecido la historia de Álvaro Morte? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Divinity.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥