Desde pequeñitos nos han enseñado que el rencor y la venganza no son buenos aliados para ninguna situación, pero ya sabemos que aunque la teoría nos la sepamos… a la hora de la práctica cambia la cosa. Con la llegaba de las redes sociales han aumentado las pilladas entre las parejas. Mensajes por error, likes que se escapan y descuidos en fotos subidas han hecho que muchas personas descubran que sus parejas les son infieles.

Las reacciones de cada uno ante una infidelidad pueden llegar a ser tan distintas como personas hay en el mundo. La manera de canalizar una noticia de tal calibre puede hacer que saque lo peor o lo mejor de nosotros. Actuar en caliente nos puede llevar a cometer errores como el que cometió la protagonista de esta historia que no tiene precisamente un final feliz que sepamos.

Una infidelidad provocó el error de una mujer

Una mujer se enteró de que su pareja le había sido infiel y por lo que viene a continuación deducimos que no le sentó para nada bien. Entendemos perfectamente el enfado de ella, pero a veces debemos controlar nuestros impulsos para que no sucedan cosas tan desastrosas como esta. La mujer decidió tomarse la justicia por su mano y cometió un error que podría salirle más que caro. 

La chica se llenó de rabia y decidió reventarle el coche, de manera literal, a su pareja. Un coche rojo fue la principal víctima de esta cuestionable venganza. La mujer dejó los cristales y los retrovisores reventados y con un spray negro dejó una pintada que hacía más que evidente lo que había ocurrido. «Mike es infiel», escribió en una de sus puertas laterales.

Todo cambió cuando una buena mañana, un anciano salió de su casa para coger su coche y al hacerlo se dio cuenta de que se lo habían destrozado de arriba abajo. La mujer se había equivocado de coche al cobrarse su particular venganza. El señor no daba crédito a lo que había sucedido aunque cuando leyó lo que escribieron en la puerta entendió lo que podría haber pasado.

La NBC entrevistó a la víctima de la venganza

Nendra Brantley es el nombre del militar jubilado al que pertenecía el coche y tras saltar la noticia en los medios fue entrevistado por la conocida cadena de televisión NBC. Sus primeras palabras ante lo ocurrido fueron desgarradoras: «Grité. Me sorprendería que alguien en el vecindario no me oyese». El anciano no daba crédito de lo sucedido y añadió: «Nunca me esperé que pudiese pasar esto».

La noticia corrió como la pólvora y el señor reconocía no conocer de nada ni tener nada que ver con el tal Mike. Además, contó en un programa de televisión que su seguro ya se estaba encargando de ver si cubría los destrozos provocados por la mujer. Por su parte, la policía ya está investigando para intentar saber la identidad de la responsable de su razonable disgusto.





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO