La semana pasada estuvo (al menos en parte) marcada por una noticia: Marta Ortega, hija de Amancio Ortega (y dobladora de camisetas a tiempo parcial), se pondrá al frente de Inditex, la compañía fundada por su padre.

Como ya habréis visto, esto desató una gran cantidad de titulares, en parte a raíz de que muchos medios de comunicación presentasen a Marta Ortega como una especie de ‘heroína’ por llegar a ser la presidenta de la empresa textil más grande del mundo… cosa que, como también habréis visto, también se prestó a un cierto debate que aquí no vamos a tocar porque sería meterse en un berenjenal importante.

La cuestión es que, a raíz de todo esto, este pasado fin de semana el programa de Mediaset ‘Viva la vida’ preparó un especial en el que, entre otras cosas, se incidía entre la relación que la empresaria mantiene con su hermana Sandra, la mujer más rica de España según Forbes (y solo adelantada en el ranking global por su padre).

María Verdoy, periodista que se ha adentrado en la vida de esta familia, asegura que la cosa es bastante peor de lo que pensábamos: «Sus distintas personalidades y la manera de llevar el apellido que les une ha hecho que la relación entre las dos hermanas sea ahora mismo prácticamente inexistente hasta el punto de que Sandra no asistió a ninguna de las dos bodas de Marta».

Una relación inexistente

El medio gallego ‘La Opinión A Coruña’, en un reportaje centrado en este asunto, contaba que entre Sandra y Marta la cosa estaba más fría que la cama de un pingüino: «apenas existe trato y, cuando lo hay, es por cuestiones puramente profesionales».

Y es que la diferencia entre las dos sería muy notoria: «Mientras que Sandra Ortega huye de la fama y de cualquier alarde de ostentosidad, la hija pequeña de Amancio Ortega es todo lo contrario. Marta Ortega pertenece a esa denominada ‘jet set’ patria y Sandra lleva una vida discreta con su marido y sus tres hijos con los que reside en Oleiros», aseguran desde el medio.

Juan Luis Galiacho, colaborador de ‘Viva la vida’, aseguró que el punto de inflexión habría sido la separación entre Amancio y Rosalía, su primera mujer. Sandra, al parecer, no habría dudado en ponerse de parte de su madre al descubrir que su padre se había enamorado de una empleada de la empresa con la que habría acabado casándose.





A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Qué pensáis de este culebrón? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥