Ya sabéis que en esta cuenta nos encanta comentar cosillas que van pasando en el mundo de la hostelería. Es un sector de nuestra industria apasionante en el que, por lo que sea, se dan situaciones que, en muchas ocasiones, rozan el surrealismo.

Hungry Episode 5 GIF by Friends

Hay veces que nos toca darle algún que otro toque de atención a los propietarios de bares y restaurantes que, en ocasiones, se aprovechan de la precariedad laboral que existe en este sector. Un buen ejemplo es lo que os cotamos el otro día del dueño de un restaurante que amenazaba a sus empleados con despedirlos si enfermaban un fin de semana.

Hoy, sin embargo, nos tocará ponernos del otro lado (más o menos), y mostrar una conducta absolutamente irresponsable por parte de unos clientes que, lamentablemente, no es una excepción.

homer simpson restaurant GIF

Y es que, en estas últimas horas, la cuenta de Soy Camarero (@soycamarero), perfil de Twitter especializado en denunciar los abusos y las injusticias de este sector, publicaba unas imágenes que han desatado una gran indignación en la red social del pajarito azul.

“Por favor, si tenéis niños pequeños no hagáis esto”, puede leerse en el post que, en este preciso momento, acumula más de 440 ‘me gusta’ y decenas de ‘retweets’. Y es que lo que podemos ver en las imágenes es verdaderamente esperpéntico.

En la foto, podemos ver lo que parece ser la mesa de un bar o restaurante y, además de estar llena de papeles, y demás restos de comida, cosa bastante propia de una mesa en la que acaba de comer gente (no muy cívica), también podemos ver que los comensales han dejado unos cuantos pañales de bebé usados. Surrealista.

Si nos vamos a los comentarios de la publicación, podemos ver que la indignación de la gente ha sido absoluta. Mucha gente del sector ha señalado que, de hecho, por muy inverosímil que esto pueda parecer, ocurre con más frecuencia de lo que la gente cree.





Un padre intervenía para mostrar su solidaridad con el establecimiento: “Los pañales de mis hijos si no tengo donde tirarlos lo dejo en la parte de abajo del carro dentro de una bola de plástico y cuando puedo los tiro”.

Sin embargo, hubo quienes intentaron hacer de abogado del diablo y romper una lanza a favor de los padres: ”¿Había cambiador en ese local? ¿Había basuras habilitadas para pañales? ¿Había facilidades? Eso es una guarrería pero si no hay medios, pasan estas cosas”.

Finalmente, destacar la anécdota de un camarero que, recientemente, tuvo una experiencia similar: “Esta mañana mismo una persona, por no llamarla de otro modo, me dejo un ‘regalito’ igual y cuando le dije que eso no se deja ahí, que se tira a la basura que la tenia justo al lado, me dice en mi cara: ‘¿Que quieres que me lo lleve a casa?’. Le dije espera que te doy una bolsa”.

Aquí os dejamos algunas de las mejores reacciones:

 

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥