Todos recordamos esa época de nuestras vidas en la que teníamos que estudiar y más estudiar en el instituto. El escritorio se llenaba de papel, apuntes y libros interminables sobre las distintas asignaturas que cursábamos. Muchas veces llegábamos a los exámenes agotados de haber pasado la noche en vela estudiando e intentando entender esa fórmula matemática que tanto costaba o memorizar cualquier epígrafe de historia.

Otro factor a tener en cuenta era el tipo de preguntas que nos caerían en el examen. Muchos profesores complicaban las cosas con cuestiones de fácil error, mientras que otros no eran del todo exigentes con los alumnos y querían que los resultados fuesen óptimos. Cuando llegaba la hora de enfrentarnos al examen, los nervios estaban a flor de piel y alguna vez que otra te podían jugar una mala pasada.

«Me gusta esta pregunta del examen», publicó la científica en Twitter

Si eras de los que entregaba el examen sin contestar, un profesor se ha hecho viral durante los últimos días por dar la oportunidad de brillar a sus alumnos aunque solo fuese en una pregunta. Todo transcurrió con normalidad mientras los estudiantes hacían el examen, hasta que llegaron a la última pregunta. Para sorpresa de ellos, se encontraron con todo un regalo por parte del profesor.

La twittera científica Rebekah L. Rogers compartió durante los últimos días con todos sus seguidores una imagen de la última pregunta de dicho examen y añadía: «Me gusta esta pregunta del examen». En la fotografía se podía leer, en inglés, el enunciado que ha revolucionado a muchos usuarios de Twitter. La pregunta decía lo siguiente: «Hay algo que pasaste tiempo estudiando y que no te han preguntado en el examen. ¿Qué es y cómo funciona? Explica con detalle».

Al poco tiempo de que Rebekah compartiese la imagen, en sus notificaciones empezaron a llegar muchos comentarios de estudiantes y los likes que recibió superaron la cantidad de 111.000. Casi 13.000 usuarios compartieron la imagen y el debate sobre lo que había hecho el profesor estaba en el aire. A pesar de la evidente buena intención del maestro, que estaba dando una buena oportunidad a sus alumnos, algunos no confiaban del todo en la manera de complacerles.

Algunos usuarios estaban en contra de la pregunta del profesor

Una docente universitaria contestó a la publicación posicionándose claramente sobre lo ocurrido: «A mí también me gusta ‘escribe tu propia pregunta de examen y luego responde’ (puntos por creatividad, precisión y profundidad de compromiso). He hecho que los estudiantes hicieran grandes preguntas (que utilizo en futuros exámenes), y a veces responden mal a su propia pregunta«. Otro de los usuarios que estaba conforme dijo: «Oh, esto me encanta. Una forma sencilla y eficaz de hacer que la gente demuestre que es inteligente, aunque las otras preguntas no sean de su agrado».

Aunque también hubo espacio para las críticas negativas y una chica expresó: «Cuando era estudiante, odiaba absolutamente este tipo de preguntas. Se me quedaba la mente en blanco y no era capaz de pensar en nada». No fue la única que estaba en contra de la pregunta del profesor, otra usuaria comentó: «Eso es completamente horrible. Me asustaría si me encontrara con esto en un examen. ¿Qué significa esto? ¿Cómo se supone que voy a responder a eso? ¿Qué es lo que quieres? Horroroso».





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥