Lara Álvarez está viviendo el que, sin duda, es uno de sus mejores momentos personales y profesionales. Empalmó su paso por ‘Supervivientes’ (que este año estuvo particularmente intenso), con su labor como presentadora en ‘Secret Story’, por lo que, este año, la hemos tenido en pantalla bastante más de lo que nos tiene acostumbrados. Además, en lo que a su vida sentimental se refiere, su corazón también está rebosante de cosas buenas.

Según se anunció hace unos días, además, la cantante y modelo será la encargada de presentar junto a Joaquín Prat los especiales de Navidad de Mediaset, por lo que está claro que la cadena italiana tiene confianza total en la asturiana.

Un momento complicado

Pero todas estas cosas no quitan que Lara, hace unos meses, haya pasado por uno de los momentos de gran dificultad emocional a raíz de la pérdida de su abuela. Así lo contaba en una reciente entrevista a la revista Lecturas. La televisiva explicaba, entre otras cosas, que tuvo que pedir ayuda psicológica para poder sobrellevar el que, sin ninguna duda, es uno de los momentos más complicados de toda su vida.

Y es que Lara se ha convertido en todo un ejemplo de superación: «Estoy en un momento profesional muy dulce, pero también de evolución. Me gusta salir de mi zona de confort. Ese buen rollo me viene de la conciencia. Es fundamental la actitud con la que uno afronta su vida. Yo soy pro terapia, pro ayuda y pro autoconocimiento. Cuido mucho mi salud mental”, explicó la periodista en su entrevista.

«Hace poco estuve con una psicóloga del optimismo que trabaja la parte de potenciar las fortalezas así no nos centramos únicamente en lo negativo. Hay que cambiar la perspectiva. Me ayudó mucho en un momento de mi vida a centrarme, a cambiar, a saber quién era y hacia dónde quería ir”, reconocía la profesional de la comunicación.

Entonces, llegó el que ha sido uno de los momentos más complicados a los que ha tenido que enfrentarse Álvarez: «No iba por el camino adecuado. Fue un duelo personal por el fallecimiento de mi abuela, fue algo más vinculado a lo emocional y al desbarajuste que me supuso. No fue por temas de fama. A mí la exposición pública no me genera ansiedad, sino todo lo contrario. Mi trabajo vive de esto, de que la audiencia quiere ver mí”, reconoció a Lecturas en la que, desde ya, es una de sus entrevistas más personales (y recordemos que ella no es muy dada a dar entrevistas).





A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Tenéis ganas de ver ya los especiales de Navidad que Lara nos está preparando? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥