Internet es un lugar maravilloso lleno de cosas preciosas… pero también es un arma de doble filo: por cada cosa bonita y harmónica, hay otra que no lo es tanto. Y es que, a lo largo de los años, Internet ha ido dando muestras de que es también un caldo de cultivo perfecto para los ciberdelincuentes, que han encontrado en este espacio digital una nueva forma de cometer sus fechorías.

Season 2 Nbc GIF by The Office

Y es que, en los últimos años, las estafas por Internet se han disparado hasta en un 40%, siendo el tema de los fraudes en inversiones el tipo de delito preferido por los ciberdelincuentes. Este engaño puede tomar muchas formas: inversión en criptomonedas, NFTs, apuestas o, como veremos en el caso de hoy, la seducción.

Y es que todos nosotros estamos expuestos a una eventual estafa por Internet, siendo este un tipo de delito en el que, además, muchos de los delincuentes suelen salir impunes, ya que las autoridades solo consiguen detener a un 5% de los estafadores.

Precisamente por todo esto es tan importante la pedagogía en el mundo de Internet y, sobre todo, la alerta constante a cualquier cosa que pueda parecer sospechosa… y eso es algo que el jugador de vóleibol de la liga italiana Roberto Cazzaniga ha aprendido por las malas.

Este famoso jugador se ha tirado 15 años creyendo que su novia, que se hacía llamar ‘Maya’ para, supuestamente, proteger su privacidad, era en realidad Alessandra Ambrosio, la famosa supermodelo brasileña. Por lo que sea, ahora ha acabado descubriendo que no estaba saliendo con uno de los ángeles de Victoria’s Secret.

Lo mejor/peor de todo es que, en esos 15 años, no se habían visto ni una sola vez. Únicamente se comunicaban a través de llamadas telefónicas y fotos que se enviaban mutuamente, pero nada de quedar en persona.

«Me enamoré de su voz», aseguró el deportista quien, por lo visto, había recibido a lo largo de todos estos años fotos de Alessandra Ambrosio… ¿Y cómo es que no quedaron nunca en persona? Pues la explicación es infalible: “puso mil excusas, trabajo, viajes de negocios y esa grave enfermedad cardíaca por la que me dijo que la hospitalizaban a menudo», confesaba un derrotado Cazzaniga.





Pero hasta aquí lo relativamente divertido ya que, a lo largo de todos estos años, al parecer, el jugador de vóleibol llegó a mandarle a su supuesta novia un total de 700.000 dólares para cubrir sus supuestos tratamientos médicos. Además, Cazzaniga le habría mandado un Alfa Romeo Mito 0 y otras transferencias bancarias puntuales; un auténtico disparate.

Con el paso de los años, el jugador se fue quedando sin dinero, contrayendo deudas y teniendo que recurrir a sus familiares y amigos para que lo ayudasen a nivel económico… y fue aquí cuando saltaron todas las alarmas.

El equipo de New Mater, junto con una investigación llevada a cabo por Mediaset Infinity, han recabado todas las pruebas necesarias para dar con la estafadora que ya ha sido localizada… y no, no era Alessandra Ambrosio de verdad, por si quedaba alguna duda al respecto.

Maya, en realidad, es una mujer de 50 años llamada Valeria que vive en la isla italiana de Cerdeña, bastante más cerca de Cazzaniga de lo que se pensaba en un primer momento (o de lo que le dijo a él durante tres lustros, que no es poco tiempo).

Evidentemente, todo esto ha sido puesto en manos de la justicia y, de momento, los compañeros de equipo del jugador afectado por la estafa han iniciado una campaña de recaudación de fondos para ayudarlo económicamente a recuperarse de esta desgracia bancaria.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta surrealista historia?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥