A principios de siglo, las portadas de las revistas de celebridades estaban siempre protagonizadas por un puñado de afortunadas que, por aquel entonces, despuntaban por encima del resto de celebridades. En lo que a la música se refiere, teníamos a nuestra querida Britney Spears que, ahora, ha conseguido retomar su vida al deshacerse de su tutela. Pero, si hablábamos del tema interpretativo, Lindsay Lohan despuntaba como la gran promesa del siglo… y bueno, digamos que las expectativas se quedaron por el camino.

La actriz tuvo una primera década de este 2000 plagada de éxito cinematográficos… pero también de escándalos que se fueron apilando hasta aplastarla en una vida que ha dejado su carrera sepultada en lo más profundo de la industria cinematográfica.

Es cierto que la hemos podido ir viendo aquí y allá, pero normalmente siempre han hecho más ruido sus escándalos que sus trabajos. Esto, que ha sido la tónica esta última década, podría estar a punto de cambiar. Y es que la actriz vuelve a nuestras pantallas.

Lohan, de 35 años, lleva ya unos años metida en el mundo de la hostelería. Regenta un club en primera línea de playa en Mikonos y tiene negocios en Dubái, pero eso no le ha quitado las ganas de ponerse delante de una cámara y, ahora, la tenemos en una nueva producción navideña de Netflix.

La plataforma de streaming y la actriz se han dado la mano para sacar adelante Christmas In Wonderland, una comedia romántica navideña que protagonizará junto a Chord Overstreet (Glee) y que, por lo visto, se nos va a las Navidades de 2022, por lo que tocará esperar bastante.

Pero lo cierto es que el proyecto ya está en marcha y, de hecho, se está filmando, por lo que ya tenemos las primeras imágenes que… bueno, han dado bastante de qué hablar. Y es que la actriz ha reaparecido con un rostro completamente cambiado, por lo que la mayoría de sus seguidores no la han ni reconocido.

Y es que, si no nos dicen que es Lindsay Lohan, lo más probable es que fuésemos incapaces de reconocerla. Esto, como os podéis imaginar, ha desatado un alud de especulaciones que van desde la cirugía estética, hasta el exceso de Photoshop.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Lindsay Lohan (@lindsaylohan)





Si nos fijamos en las últimas publicaciones de la actriz en Instagram, donde ya acumula unos 10 millones de seguidores, no se percibe ningún tipo de cirugía nueva a la que ya nos tiene acostumbrados, por lo que lo más probable es que se trate de un trabajo de Photoshop bastante chapucero.

Si echamos un vistazo a la zona de los comentarios, podemos ver que la gente no está muy contenta con que le hayan hecho eso a su actriz favorita. «¿Quién diablos es esa persona?» o «Se han pasado cuatro pueblos con el Photoshop» son solo algunas de las cosas que se han podido leer en la zona de comentarios.

En cualquier caso, tocará esperar al año que viene (o como mínimo al tráiler), para comprobar si se trata de un tema de retoque estético o de una mala decisión a la hora de editar una imagen.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO