El invierno llegó casi de golpe hace varias semanas en prácticamente toda España. Atrás quedó la época en la que todavía podíamos salir sin chaqueta y podíamos toma en sol en alguna terraza mientras nos tomábamos una cerveza. Solo de pensarlo dan ganas de volver al verano y quedarnos para siempre a vivir en esa estación, pero el espectáculo debe continuar.

Cerramos las ventanas, sacamos los abrigos y dentro de poco haremos lo mismo con las bufandas y los gorros. El invierno trae consigo algunas complicaciones para los ciudadanos de a pie de calle y sobre todo, para los conductores. Las carreteras se congelan y provocan resbalones, en zonas de montaña toca usar las cadenas y algunos animales que buscan aislarse del frío se refugian en la infraestructura de los coches.

Un cartel advertía de la presencia de un gato en un coche

Es el caso de la siguiente historia que ha conseguido conmover a muchos usuarios de Twitter. Durante las noches de invierno las calles se convierten en lugares solitarios y el frío se apodera de ellas. Por eso, muchas veces los gatos pequeños se cuelan en tubos de escape o en la parte inferior de los vehículos. Esto puede causar muchos problemas técnicos en los coches, pero, lo más importante, puede causar daños e incluso costarle la vida al animal.

La cuenta de Twitter @LiosDeVecinos recogía un par de fotos en las que alguien había dejado un cartel en el parabrisas de un coche con una advertencia. «También hay gente así de maja», titulaba la publicación la popular cuenta que ya tiene más de 50.000 seguidores. En una de las fotografías se podía leer a la perfección el mensaje de un vecino anónimo: «Hay un gatito en el motor. Si puede, comprobar antes de irse».

Lo cierto es que si el coche se arranca y el gato sigue dentro de la infraestructura los daños pueden ser irreversibles. No sería la primera vez que un gatito sufre quemaduras o heridas tras intentar refugiarse del frío. Para evitar que se den este tipo de situaciones, la Guardia Civil enseña a los ciudadanos técnicas de prevención.

Dar golpes en el capó antes de arrancar podría evitar estos problemas

A través de su cuenta en Twitter, la Guardia Civil subió un vídeo en el que enseñaban varios casos de gatos que se habían quedado atrapados en el motor de un coche y que de no ser rescatados, su final podría haber sido fatal. En la misma publicación, se enseñaba un truco que todos los conductores que aparcan en la calle deberían poner en práctica.

Con tan solo dar unos golpes en el capó del coche podría ser más que suficiente para salvarle la vida a algunos de estos gatos. Los golpes podrían despertar al gato y así saldría del coche y en caso de haberse quedado atrapado, sus maullidos te advertirían de su presencia. Sabemos que es difícil de acordarse cada día de dar esos golpes, pero si acabamos convirtiéndolos en costumbre, todos ganaremos.





Por último, os dejamos con una recopilación de vídeos divertidos protagonizados por gatitos. ¡No podrás dejar de verlo!

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Huffington Post

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥