Risto Mejide ha tenido una semana de lo más ‘movidita’. El publicista se ha visto envuelto en diversos enfrentamientos públicos en todos los programas en los que participa, ganándose nuevas ‘amistades’ en el mundo de la política y la música. Ahora lo entenderéis.

La primera polémica se sirvió cuando Mejide hizo un alegato en su programa ‘Todo es mentira’ a favor de la vacunación, pero en contra de que se pusiesen nuevas restricciones a las personas que, como él, ya se han vacunado.

Al día siguiente de estas palabras, Unidas Podemos dedicó un tuit a las palabras del presentador tras la entrevista en Cuatro al portavoz de los morados con motivo de la nueva ley de Seguridad Ciudadana que, en estos momentos, prepara el actual gobierno de coalición.

La formación política fundada por Pablo Iglesias acusaba a Risto de haberse comportado de forma grosera con el diputado: «Algunos medios y programas, como el de Risto, se quejan de que hay mucha crispación en la política española. Luego tratan así a sus entrevistados», rezaba la publicación.

Risto, como os podéis imaginar, no tardó en contestar, asegurando que siempre mostraba respeto desde la discrepancia y desde su labor de moderador:

«Si educación es interrumpir a alguien porque se está excediendo en su tiempo, que es mi trabajo. Si falta de educación es decir lo que uno piensa, por ejemplo que no ha sido un placer estar con usted pues yo tengo ese defecto, no debería decir la verdad muchas veces», aseguraba el comunicador.

Además, añadió que el invitado, desde el principio, se había mostrado irrespetuoso con el programa: «entró desde el principio faltándole al respeto a este programa, soltando cosas que no eran rigurosamente ciertas, por no decir que eran mentira», zanjó tajante desde el programa de sobremesa de Cuatro. Pero, sin duda, la mayor polémica llegó con la última entrega de Got Talent.





Risto Mejide, jurado del concurso de talentos de Mediaset, se enfrentó a la actuación de Gonzo, un artista que se definía por su talento para tocar la pandereta. La actuación llevaba unos pocos segundos de haber empezado cuando el catalán presionó su botón rojo, desaprobando lo que estaba viendo. Pero lo que dejó a todo el mundo boquiabierto fue que Mejide se levantó y presionó también los botones de sus compañeros, parando así en seco el número musical.

«Hasta aquí hemos llegado, tampoco se puede traer a este señor a una semifinal», reclamó visiblemente molesto a Santi Millán, presentador el programa. A todo esto, el público no paraba de corear que quería que la actuación se repitiese, cosa con la que Risto no estaba de acuerdo.

Millán pidió cancelar los botones rojos y reanudar la actuación, cosa que al jurado de las gafas de sol y la mirada severa no le gustó en absoluto, por lo que decidió marcharse del plató, no sin antes pedirle a sus compañeros que le avisasen cuando la actuación acabase. Como os podéis imaginar, esto desató una gran polémica en Twitter.

Aquí os dejamos el momento:

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Qué pensáis de la actitud de Mejide? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Marca.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥