Los presentadores (y los espectadores) de ‘Más vale tarde’ pusieron ayer su paciencia a prueba de una forma nunca antes vista en el espacio… y es que al programa de LaSexta vivió el que ya sea, probablemente, el momento más surrealista de toda su historia.

El espacio presentado por Cristina Pardo e Iñaki López entrevistó a Albert Cavallé, conocido como ‘el estafador del amor’, y que ha sido condenado recientemente a tres años y medio de prisión por estafar de forma reiterada a su expareja.

La cosa se torció nada más empezar la entrevista, cuando Pardo intentó leer algunos de los fragmentos de la condena de Cavallé. Este no solo cortó a la profesional de la comunicación, sino que arremetió contra Manu Marlaska, periodista de LaSexta que, según ha dicho el condenado, «está imputado en un caso de delito por una instrucción de Barcelona».

Ante este ataque a uno de los colaboradores del programa, la periodista lo interrumpió intentando así zanjar la polémica: «Vamos a ir por partes. Si a usted le parece mal una persona imputada, ¿qué le parece una condenada, que es lo que está usted? Usted está aquí dando su opinión y los espectadores a lo mejor no han leído la sentencia y a mí me parece interesante que conozcan algunas frases de las que se contienen aquí».

Escalada de surrealista

En ese momento, Cavallé dio señales de estar escuchando a Pardo… pero, mientras esta hablaba, él se metió dos dedos en la boca en clara señal de ‘asco’ y ‘desaprobación’. Realmente hay que ver el vídeo para asimilar lo que ocurre por parte del condenado, porque parece más bien un fragmento de una película de Adam Sandler.

Los presentadores reprocharon la actitud del entrevistado y, a pesar de que intentaban llevar la entrevista por un camino algo más ‘convencional’, este se mostraba reacio a desistir en sus formas, las cuales no hicieron más que ir a peor.

Pardo, probablemente viendo que ya no había forma de reconducir la entrevista, leyó una de las líneas más duras de la condena de Cavallé: «Hablan de usted como alguien que comete actos de depredación sobre el patrimonio de su pareja. ¿Qué tiene que decir a esto?».





La paciencia tiene un fin

Ante esto, el entrevistado acabó por perder los papeles. «Quien comete casos de depredación informativa es usted y su jefe, que están imputados los dos en una causa en la que van a tener que ir a declarar». Pardo, visiblemente molesta, negó tales acusaciones: «Yo no estoy imputada en ningún sitio». «No, pero debería estarlo. Y lo estará como su compañero Marlaska», vaticinó el conocido como ‘el estafador del amor’.

Lejos de mejorar, la cosa fue a peor hasta que llegó el momento cumbre: ante todos los intentos de boicotear la entrevista por parte de Cavelló, Iñaki dio por concluida la misma y empezó a despedir a los invitados, momento en el que ‘el estafador del amor’ aprovechó para hacerle una peineta a los presentadores. El cámara cerró rápidamente el plano para no mostrar la situación, pero esta ya había quedado registrada ya que, recordemos, el programa se emite en directo.

En ese momento, el abogado del condenado intentó dar algo parecido a una explicación, pero Cavallé no paraba de interrumpir, por lo que Pardo decidió zanjar el asunto sin mediar una sola palabra más: «Adiós, Albert. Váyase usted a sacarle la lengua al juez».

Aquí os dejamos el momento:

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta situación? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Vertele.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥